Patriota estadounidense pretendía atacar instalaciones de Amazon Web Services para "matar" al internet

El sujeto pretendía "matar aproximadamente el 70% del Internet" al atacar el gran centro de Amazon Web Services en Virginia, EU.

Patriota estadounidense pretendía atacar instalaciones de Amazon Web Services para "matar" al internet
De haberlo hecho, hubiera causado muchos problemas. Foto: Especial.

Detuvieron a un residente de Texas que, según sospechan, planeaba provocar una explosión en unos centros de datos en el estado de Virginia, luego de haber detectado sus planes en el portal MyMilitia.com, que se identifica en su sitio web como "una red de patriotas estadounidenses". Se cree que eran las instalaciones de Amazon Web Services.   

De acuerdo con los informes, el infractor es Seth Aaron Pendley, de 28 años y residente en la ciudad de Wichita Falls, quien quería realizar "un pequeño experimento" que podría ser "peligroso" y provocaría "mucho calor". 

Una fuente del FBI, con la que Pendley se comunicó a través de la aplicación Signal, señaló que el detenido planeaba usar explosivos plásticos C-4 durante su ataque contra los centros de datos y "matar aproximadamente el 70% del Internet".

Una locura de un usuario

Los uniformados no han detallado de qué centros se trata, señalando sólo que pertenecen a "una compañía de tecnología prominente", pero medios locales informan que es el gran centro de Amazon Web Services, de varios edificios, que se ubica en Ashburn, Virginia.

Otro informante ayudó a Pendley a contactar el pasado 31 de marzo a una persona, a la que presentó como un proveedor de explosivos, quien en realidad era un agente del FBI. En el marco de las conversaciones con este uniformado, el sospechoso "supuestamente" dijo que planeaba "atacar servidores web que, creía, proporcionaron servicios al FBI, la CIA y otras agencias federales, en un intento de derribar la oligarquía que actualmente está en el poder en Estados Unidos".

Los agentes detuvieron a Pendley,  después de que el agente encubierto le entregó una réplica de un explosivo. De comprobarse que esos eran sus planes, podría ser condenado hasta 20  años de cárcel.

Al respecto, Amazon se dijo aliviada de haber frustrado ese posible atentado, pues toman la seguridad de los datos de sus empleados y clientes "increíblemente en serio" y que "constantemente revisan varios vectores para cualquier amenaza posible".

Este hombre también estuvo cerca del Capitolio de EU cuando fue asaltado el pasado 6 de enero. Sin embargo, el propio Pendley presuntamente escribió en mensajes privados a sus amigos que no entró en el edificio aquel día.

msb


Compartir