Julian Assange, 'En peligro'

El padre del fundador de WikiLeaks le dijo a El heraldo de México que su hijo está en una prisión de alta seguridad británica plagada de covid-19

Julian Assange, 'En peligro'
2017 EN LONDRES. Assange aparece en el balcón de la embajada de Ecuador, en Reino Unido. Foto: AP

Tras afirmar que Julian Assange, fundador de WikiLeaks, "realmente se encuentra en peligro", su padre John Shipton agradeció la oferta de asilo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Assange, encerrado en una prisión británica de máxima seguridad “plagada de COVID-19”, enfrenta un juicio de extradición del gobierno de Estados Unidos que Shipton espera se desvanezca con el nuevo gobierno de Joe Biden.

“Con las numerosas declaraciones de derechos humanos, el disgusto que hay en gran parte del mundo por el procesamiento de Julian, y el deseo norteamericano de revitalizar la diplomacia, consideramos que el intento de extradición de Julian pudiera desvanecerse y no ser llevado a EU”, declaró Shipton a El Heraldo de México.

Por lo pronto, el pasado 6 de enero, la jueza distrital Vanessa Baraitser dictaminó que Assange no puede ser extraditado debido a problemas de salud mental, ya que consideró "demostrado" que presenta riesgos de suicidio.

EU acusa a Assange de 18 cargos, incluyendo el hackeo de las bases de datos del ejército estadounidense para adquirir información sensible secreta relacionada con las guerras en Afganistán e Irak que luego publicó a fines de 2010 en el sitio web de WikiLeaks

EN 2011.Assange muestra un dispositivo en la pierna, en la casa
de seguridad ubicada en Bungay, Inglaterra. Foto: AP

Según el gobierno de Estados Unidos, las filtraciones violaron la ley y pusieron en peligro muchas vidas, pero Assange y sus defensores denuncian que el caso tiene motivaciones políticas. 

"En todos los países, la ocultación de delitos es en sí misma un delito. Los Estados, sin el antiséptico depurativo de los reportajes veraces, serán tentados por la arrogancia, y las ambiciones crueles”, dijo Shipton.

La mala salud de Assange preocupa a Shipton, que viaja constantemente entre Gran Bretaña, Australia y Estados Unidos para abogar por la liberación de su hijo.

“Julian está recluido en la celda de la prisión de máxima seguridad las 24 horas al día. La cárcel de Belmarsh está plagada de COVID-19 y está encerrado interna y externamente", señaló Shipton.

La justicia británica rechazó la
extradición del fundador
de WikiLeaks. Foto: Especial

"No nos hemos visto desde marzo pasado", apuntó Shipton al anotar que su edad le impide visitar a su hijo. "Podemos hablar por teléfono durante 10 minutos todos los días, es difícil y caro fuera de Reino Unido".

Assange, agregó, está en una situación grave: "ha sido manchado. Ha habido abuso en el debido proceso, derogación de derechos humanos inderogables. La tortura psicológica que él ha sufrido, atestiguada por el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos y degradantes; realmente se encuentra en peligro".

La otra parte del problema, comentó, es que "en todo este tiempo Julian ha vivido una plaga llena de gran malicia".

Por eso, expresó, "mi agradecimiento al presidente López Obrador por su valentía en alzar la voz a favor de Julian, México es un país maravilloso, en 1992 pasé muchos días felices en ese gran país, y estaría encantado de pasar muchos días visitando a Julian, si se le otorgara asilo a mi hijo". 

 

Por Rossi Sotelo / especial 


Compartir