¡HEROICO! Esta es la impresionante HISTORIA del repartidor de Amazon que rescató a un bebé

El niño se encontraba en una zona peligrosa y el repartidor fue el único que se detuvo a auxiliarlo

¡HEROICO! Esta es la impresionante HISTORIA del repartidor de Amazon que rescató a un bebé

En medio de noticias poco agradables, surgen también historias que nos llenan de esperanza. Un suceso que ocurrió en los últimos días le devolvió la tranquilidad a una mamá y conmovió a quienes se enteraron: un repartidor de Amazon se convirtió en un héroe al rescatar a un bebé que había sido robado, te contamos los detalles. 

El 18 de enero, la policía de Houston, Texas recibió el reporte de un bebé que había sido secuestrado dentro de un vehículo en el vecindario de Sunnyside. Justo en ese momento, una cámara de seguridad captó que un sujeto llevaba cargando al pequeño en su silla del auto a una milla de distancia de donde fue sustraído. Acto seguido, lo colocó dentro de su asiento en el piso, justo a lado de la vía. 

Afortunadamente, un repartidor de Amazon, llamado Juan Carlos Flores, iba conduciendo por la acera cercana y cuando pasó por el lugar, se dio cuenta de que había un niño dentro, sin compañía. Eso lo consternó, por lo que decidió detenerse y ayudar. 

Su primera idea fue tocar a la casa más cercana y preguntar si el bebé era de los residentes. Los vecinos quedaron sorprendidos de que alguien hubiera abandonado a un infante ahí y procedieron a llamar la policía. Juan Carlos no se retiró hasta que los agentes llegaron. Al poco rato, se le dio aviso a la mamá del pequeño, quien no dejaba de llorar y de agradecerle a las personas que no dejaron solo a su hijo. 

Posteriormente se le explicó al repartidor que el niño había sido secuestrado. El celular de la madre había permanecido dentro del vehículo, y estaban intentando localizarlo a través de la ubicación. Sin embargo, hubiera sido inútil, pues el bebé ya no estaba ahí. 

Por ende, la acción de Juan Carlos resultó primordial. Incluso, seis carros pasaron por la zona antes que él, pero ninguno se detuvo o percató de lo que pasaba. Finalmente, él dijo que eso era lo mejor que le había pasado en su trabajo y que se sentía bien de poder haber ayudado. 


Compartir