Asalto al Capitolio: Confirman suicidio de dos policías tras ataque

Tras el asalto al Capitolio cinco personas murieron. Un sexto y séptimo fallecimiento reportados recientemente corresponden a dos suicidios de policías del Capitolio

Asalto al Capitolio: Confirman suicidio de dos policías tras ataque
El asalto al Capitolio dejó como saldo 7 personas muertas.. Cinco personas murieron, incluidos los policías del Capitolio, Brian Sicknick, que fue golpeado en la cabeza con un extintor y otros dos por suicidio

Jeffrey Smith y Howard Liebengood, policías de Washington y del Congreso de Estados Unidos, respectivamente; se suicidaron luego de que fueran rebasados por los atacantes durante el asalto al Capitolio; hecho registrado el pasado 6 de enero y que además dejó otras cinco personas muertas. 

Robert J. Contee, jefe interino de la Policía de Washington, dijo a un comité de la Cámara de Representantes que dos policías se suicidaron después de responder al asalto al Capitolio de Estados Unidos a principios de enero.

  • Contee identificó a los oficiales como Jeffrey Smith, de la policía de Washington, y Howard Liebengood, de la policía del Capitolio.

Según detalles bridados por un portavoz del Departamento de Policía de Washington detalló que Smith, murió el 15 de enero y era un veterano de 12 años que patrullaba el segundo distrito de la ciudad. Por su parte Liebengood, falleció el 9 de enero y formaba parte de la Policía del Capitolio desde 2005. 

Piden disculpas por errores en seguridad durante asalto

Yogananda Pittman, jefa interina de la Policía del Capitolio se disculpó este martes 26 de enero por no haber estado preparados a pesar de las advertencias de que supremacistas blancos y otros grupos ultraderechistas atacarían al Congreso.

Pittman, en un testimonio preparado ante el Congreso, dijo que la Policía del Capitolio “no cumplió sus propios estándares elevados ni los de ustedes”. Mencionó varios errores: no tener suficientes agentes ni provisiones disponibles, no proseguir con la orden de cierre total que ella emitió durante el sitio y no contar con un plan de comunicaciones suficiente para una crisis.

“Sabíamos que grupos milicianos y de supremacistas blancos iban a asistir”, escribió Pittman. “Sabíamos además que algunos de esos participantes tenían intención de traer armas de fuego y otras al mitin. Sabíamos que era muy posible que hubiera violencia y que el Congreso era el blanco”.

Sus admisiones tienen lugar en momentos en que las agencias federales investigan una serie de amenazas contra miembros del Congreso y cuando se acerca la fecha de inicio del segundo juicio político contra Donald Trump. Un funcionario policial dijo a The Associated Press que las autoridades han detectado conversaciones preocupantes sobre matar a legisladores o atacarlos afuera del Capitolio.

El día después de los disturbios, el entonces policía del Capitolio, Steven Sund, dijo que su fuerza “tenía un sólido plan establecido para enfrentar esperadas actividades relacionadas con la Primera Enmienda”. Sund renunció poco después, al igual que los sargentos de armas del Senado y la Cámara de Representantes.

Por su parte policías que hablaron con la AP han dicho que se vieron superados por los alzados que en muchos casos estaban mejor armados que ellos. Los agentes dijeron no haber recibido plan alguno por adelantado y tampoco de comunicaciones durante los disturbios.


Compartir