Tallan el apellido “Trump” en un manatí, internautas denuncian maltrato hacia el animal

Grupos de animalistas y protectores de los animales han ofrecido una recompensa de hasta 5 mil dólares para quien pueda dar información verídica para encontrar a los responsables

Tallan el apellido “Trump” en un manatí, internautas denuncian maltrato hacia el animal
Este acto es considerado como “un delito federal” cuya pena implica sanciones de 50 mil dólares o hasta un año de prisión. FOTO: ESPECIAL

Por medio de redes sociales se volvió viral la imagen que ha generado la indignación de cientos de internautas, pues se trata de la imagen de un ejemplar de manatí al que le fue grabado el apellido “Trump” en la espalda.

Dicha acción fue calificada como “crueldad extrema” y tortura hacia el animal, pues en su piel le fue marcado el apellido del polémico presidente de tal forma que le quedará marcada como una cicatriz de por vida en el cuerpo del enorme mamífero marino.

Medios locales de Florida en los Estados Unidos, señalaron que el animal fue visto herido el pasado domingo 10 de enero en el río Homosassa, el cual se ubica al norte de este estado.

Además de representar el maltrato del animal, este acto también es ilegal pues se trata de una especie vulnerable y protegida desde los años 70 por las leyes de Especie en Peligro de Extinción y de Protección de Mamíferos Marinos.

Autoridades buscan a los responsables, animalistas ofrecen recompensa

Luego de que la historia de este animal se volviera viral,  diferentes grupos de animalistas y protectores de los animales han ofrecido una recompensa de hasta 5 mil dólares para quien pueda dar información verídica para encontrar a los responsables de tallar la palabra “Trump” en el lomo del animal.

Por su parte el Centro para la Diversidad Biológica, en la costa oeste de Florida, manifestó que la sanción por lastimar al animal marino podría considerarse como “un delito federal” cuya pena implica sanciones de 50 mil dólares o hasta un año de prisión.

En tanto el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos y la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida (FWC, por sus siglas en inglés), ya emprendió una investigación exhaustiva para dar con los responsables.

 


Compartir