EU exigirá pruebas negativas de COVID-19 para ingresar a su territorio

La medida la tomó ante la nueva variante del coronavirus que se detectó en Reino Unido

EU exigirá pruebas negativas de COVID-19 para ingresar a su territorio
Los CDC afirmaron que la orden se firmaría el viernes y entrará en vigencia el lunes. Foto: Archivo | AFP

Estados Unidos exigirá a todos los pasajeros de aerolíneas que lleguen desde Reino Unido que den negativo en la prueba de COVID-19, realizada en las 72 horas previas al embarque, en medio de preocupaciones sobre una nueva cepa que podría ser más transmisible.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indicaron que todos los pasajeros de aerolíneas que lleguen desde Reino Unido deben dar negativo para volar a Estados Unidos.

La decisión fue un cambio radical después de que el gobierno del presidente Donald Trump dijo a las aerolíneas estadounidenses el martes que no planeaba exigir ninguna prueba para los pasajeros que llegan al Reino Unido.

Los CDC afirmaron que la orden se firmaría el viernes y entrará en vigencia el lunes.

¿Por qué tomó EU esta decisión?

La decisión sigue a la aparición en Gran Bretaña de una nueva variante de coronavirus altamente infecciosa que ha llevado a muchos países a cerrar sus fronteras a los viajeros desde allí.

Un representante de la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo (FCDO) del Reino Unido dijo el viernes que están “en estrecho contacto con las autoridades estadounidenses y están trabajando urgentemente para minimizar las interrupciones en la medida de lo posible”, y agregó que la FCDO actualizará regularmente los consejos en línea.

“Los viajeros británicos deben seguir la guía de las autoridades estadounidenses y hablar con sus aerolíneas para conocer las últimas opciones de viaje en primera instancia”.

El jueves, United Airlines y Delta Air Lines dijeron que exigían a todos los pasajeros en vuelos desde Reino Unido a Estados Unidos que presentaran una prueba COVID-19 negativa tomada dentro de las 72 horas previas a la salida.

Reuters


Compartir