NIÑO ABANDONADO

Niño de 2 años es abandonado con sólo una bolsa de ropa y una nota; hay un detenido

Un hombre dejó al niño de 2 años en una tienda de Misisipi, Estados Unidos, con una bolsa de ropa y una nota que decía que su madre no podía cuidarlo

MUNDO

·
Antoinette Smith, madre del menor, aseguró que nunca fue su intención abandonar a hijo. Foto: EspecialCréditos: Especial

La policía de Southaven, una localidad de Misisipi, Estados Unidos informó a través de sus redes sociales que un niño de 2 años fue abandonado este lunes en una tienda Goodwill. Luego confirmó que había sido detenido un hombre, quien estaba relacionado con el abandono del pequeño 

En un comunicado, Goodwill afirmó que se llamó a la policía inmediatamente después de que dejaron al niño. De acuerdo con los videos de vigilancia, un hombre dejó al en un lugar de entrega alrededor de las 09:40 horas del lunes, con una bolsa de ropa y una nota que decía que su madre no podía cuidarlo. 

Además, se puede ver en las imágenes que el hombre está acompañado de mujer y el vehículo que conducían cuando el niño fue abandonado. Horas después, la policía explicó que identificaron al niño y tenían a uno de los sospechosos bajo custodia.

El niño de 2 años quedó bajo la custodia de los Servicios de Protección Infantil de Mississippi. La policía de Southaven le dijo a un medio local que es posible que la madre del menor no supiera que el hombre tenía a su hijo.

La madre del niño afirma que intentaron secuestrarla 

Antoinette Smith, madre del menor, aseguró que nunca fue su intención abandonar a hijo. Reveló para una activista local que estaba con un conocido que la llevo a Nashville y le dijo que su hijo se quedaría al cuidado de su hermana, pero después el sospechoso le confesó que la mujer con la que había dejado a su hijo en realidad era su pareja.

La mujer asegura que de haber sabido eso no hubiera dejado a su bebé, pues es todo lo que tiene. Además, comentó que su conocido le exigió que se prostituyera, pero al no acceder el hombre la abandonó en una tienda de Nashville, relató ante la activista de Memphis, Barbara Buress.