Domingo 20 de Junio 2021
HURACÁN DELTA

Calentamiento global provoca huracanes cada vez más fuertes como 'Delta': Experto

Un estudio encontró que este tipo de tendencia de veloz intensificación no puede ser explicada por las fuerzas naturales

Foto: Archivo/ Twitter @MirreyNoble
Foto: Archivo/ Twitter @MirreyNoble
Escrito en MUNDO el

El huracán “Delta” se ha convertido en uno de los más grandes que han azotado el país y que se dirige a la costa estadounidense cuya progresión según científicos es atribuida al cambio climático y que año con año van dejando a su paso importantes afectaciones.

De acuerdo con el científico de datos climáticos de la Universidad de Colorado, Sam Lillo, aseguró que han visto mucho este tipo de fenómenos y que incluso es probable que una tormenta así se intensifique rápidamente y que todo esto tiene que ver con el cambio climático que ha causado el hombre.

Pues en las últimas dos décadas las cifras que deja a su paso la temporada de huracanes es cada vez más preocupante, en especial si ciclones como "Delta" siguen azotando a la tierra, por lo que los investigadores trabajan en un umbral oficial para esta intensificación rápida y peligrosa.

Ya que una tormenta cuyos vientos aumenten su velocidad de en tan sólo 24 horas son peligrosos, tal fueron los casos de "Hannah, "Laura", "Sally" y "Teddy" y que dichas situaciones van ocurriendo con mayor frecuencia.

De acuerdo con información publicada por El Universal, el científico de huracanes del Instituto Tecnológico de Massachusetts Kerry Emanuel, los daños por los huracanes no sólo aumentan con la velocidad del viento, sino también gracias a la temperatura que se incrementa exponencialmente.

Desde 1982, la proporción de tormentas de veloz intensificación en el Atlántico casi se ha duplicado, según un estudio del año pasado de Kossin y de un equipo de la Universidad de Princeton. Este año es particularmente grave y Delta es un buen ejemplo lo que esta por venir o peor.

En el clima diariamente cambiante de las tormentas individuales, el tema del viento es importante, pero durante las décadas estudiadas por el equipo, la temperatura del agua fue un factor mucho más importante, según los científicos.

Delta adquirió fuerza sobre aguas con temperatura de unos 31 grados Celsius, considerablemente más cálidas de lo habitual. Después de azotar la península de Yucatán, la velocidad de los vientos de Delta bajó a 137 km/h (85 mph), pero 24 horas después estaba de nuevo en 185 km/h (115 mph). 

Por: Redacción El Heraldo de México
BGM