Multitudes abarrotan la muralla china en plena pandemia por festividades: FOTOS

Lo que ha provocado que que miles de turistas salgan a las calles y abarroten los puntos más populares, así como las calles y el transporte público

Multitudes abarrotan la muralla china en plena pandemia por festividades: FOTOS
Ríos y ríos de personas recorren la gran muralla china sin respetar la sana distancia. Foto: Archivo/ Twitter @allendemarina92

China lleva 46 días consecutivos sin registrar un solo contagio local de coronavirus, según informó su Gobierno, por lo que se esperan 550 millones de viajes dentro de su territorio para celebrar el Día Nacional y el festival del Medio Otoño.

Dichas festividades les otorga a los chinos las dos semanas de vacaciones largas del año. Cabe mencionar que la fecha anterior de vacaciones la llevaron a cabo en confinamiento por el brote de contagios por coronavirus, por lo que muchas de estas personas estaban esperando estas semanas para por fin salir de casa y regresar lo antes posible a su vida normal.

Lo que ha provocado que que miles de turistas salgan a las calles y abarroten los puntos más populares, así como las calles y el transporte público y de esta manera disfrutar de todas las ofertas de todo tipo de índole, que va desde descuentos, hoteles llenos y boletos agotados.

Cabe mencionar que en vísperas de la pasada "nochevieja china", el Gobierno puso la ciudad de Wuhan en cuarentena el 23 de enero y hasta se prolongaron las vacaciones en todo el país después, para evitar los desplazamientos masivos.

De esta manera contener una posible proliferación de contagios, que caracterizan esas fechas, debido a la gran cantidad de gente enferma y debido al clima. Sin embargo esas imágenes de ciudades fantasmas terminaron esta semana.

Festejan en las calles

En el centro de Pekín, donde en los días más crudos del coronavirus uno podía escuchar sus propios pasos, hoy el ruido y la vida en las calles vuelven a ser protagonista, mezclado con la imagen de las omnipresentes banderas chinas para celebrar el Día Nacional.

En los alrededores de la Ciudad Prohibida, el antiguo palacio imperial, reconvertido en museo, ríos de personas recorren este sitio, mientras siguen a los guías en un tour organizado de turno o se fotografiaban, excusa que aprovechan para quitarse por algunos instantes el cubrebocas.

En las imágenes podemos observar a la gente que visita la Gran Muralla, en el tramos más cercano a la capital china, el de Badaling, donde incontables números de turistas subían y bajaban pacientemente por el monumento debido a la aglomeración de gente.

Por: Redacción El Heraldo de México
BGM


Compartir