SIGNO ZODIACAL

¿Cuáles son los signos del zodiaco demonios y ángeles? Esto dicen los astros

Aunque todas las personas contamos con un porcentaje de ambas figuras, hay algunos signos cuya abalanza está más inclinada hacia un lado u otro, todo depende de qué parte se alimente más

Cada signo zodiacal está clasificado de acuerdo con la bondad y maldad de cada uno. Foto: Pixabay
Escrito en ESTILO DE VIDA el

Aunque es bien sabido que cada signo cuenta con características particulares que lo hacen único, muy pocas personas saben que estas mismas cualidades también son una forma de clasificar a cada integrante del zodiaco como ángel o como demonio. Aunque todas las personas contamos con un porcentaje de ambas figuras, hay algunos signos cuya balanza está más inclinada hacia un lado u otro, todo depende de qué parte se alimente más. Si deseas conocer las características de tu signo y saber qué es lo que ocurre en tu interior, esto es para ti. 

Aries

Eres todo un demonio, especialmente si alguien llega a lastimarte. Disfrutas de la intensidad del momento y cuando estás enojado sacas lo peor de ti. Eres un signo radical. También te encanta hacer bromas, pero casi siempre van con doble sentido, pues buscas decir verdades dolorosas. Llevarte la contraria puede ser terrible y tus indirectas son como una flecha que apunta directo al corazón. 

Tauro

Eres un ángel para todos tus seres queridos. Siempre buscas hacer lo mejor que sabes y estás dispuesto a ofrecer tu ayuda a todas las personas que están a tu alrededor. Disfrutas de los grandes placeres de la vida y tienes un gran corazón, aunque puede que no seas una persona experta en demostrar tus sentimientos. Sueles proteger a tus personas especiales y llenarlas de cariño. No dejes que se aprovechen de tu ayuda. 

Géminis

Eres una dualidad peligrosa, pues puedes transformarte en un completo ángel o un completo demonio, por lo que el lado oscuro y el de la luz están en constante interacción. Si alguien se acerca a ti con bondad, no tendrás problema en corresponderle. Sin embargo, cuando notas alguna mala intención por parte de alguien, no te tientas el corazón. Te gusta llamar la atención y no sigues ningún patrón, todo depende de tu humor y de la situación que te rodea. Puedes ser una persona tan buena o tan mala como ninguna otra. 

Cáncer

Eres un ángel que conquista a todas las personas que le rodean. Aunque también puede que te consideres una víctima en potencia, pues disfrutas sentirte la persona más desafortunada de todo el planeta. Sueñas con ser buena persona, luchadora y defensora de la igualdad y los derechos. Pocas cosas te hacen reaccionar con maldad. Cuidas a tus seres queridos y te encanta verles triunfar

Leo

Puedes llegar a atemorizar cuando sacas tu mal humor y te gusta portarte mal solo por diversión. Has aprendido grandes lecciones a lo largo del camino, mismas que te han colocado más en el lado de los demonios que en el lado de los ángeles. Aunque sueles ser muy bueno con las personas que lo necesitan, no puedes negar que dentro de ti habita un león listo para paralizar a cualquier persona que intente aprovecharse de ti en cualquier aspecto

Virgo

Puedes ser un demonio muy intransigente con todas las personas que no van al mismo ritmo que tú. Tu carácter es lo que te convierte en diablo, pues tu lengua suele criticar sin pensar, por lo que te suelen considerar algo grosera. No dejas que ninguna persona se meta en ningún aspecto de tu vida y si alguien osa meterse contigo, defiendes sin medir tu fuerza, palabras, acciones y venganzas. 

Todos los signos cuentan con características de ambas figuras. Foto: Pixabay

Libra

El equilibrio es tu mayor virtud. Puedes ser tan ángel o tan demonio como te sientas, pues la balanza que rige tu vida también aplica para los niveles de bondad y maldad que habitan en tu interior. Las personas que son cercanas a ti tienen la certeza de que eres una persona muy buena. Sueles dar más que los demás, pero sabes que esa es la única forma en la que te puedes sentir con plenitud. 

Escorpio

Eres un demonio. A pesar de tus esfuerzos por alejarte del lado oscuro, no puedes evitar tener fama de diablo por ser honesto y directo como nadie más. Esto no quiere decir que no seas una gran persona, solo  implica que sueles ir en dirección contraria y que te sienta bien hacer un poco de mal. Tienes el poder de la persuasión más desarrollado que cualquier otro signo y sabes que podrás conseguir lo que quieras.  

Sagitario

Eres un completo ángel y le caes bien a todas las personas sin que les quede muy claro por qué. Aunque también sueles ocupar tur alas para desaparecer. Amar y hacer felices a otras personas es una de tus grandes motivaciones en la vida, por lo que harías cualquier cosa con tal de que tus seres queridos estuvieran bien. Eres una persona sonriente y protectora. También eres una persona muy positiva.

Capricornio

Te encanta ser perfeccionista y buscas ser el mejor en todo lo que haces, Capricornio. Eres un diablo con cara de inocencia. Eres una persona con pocos escrúpulos, no sueles tentarte el corazón ante ninguna decisión porque para ti los sentimientos están en segundo plano. Tu inteligencia suele tener toques de maldad y escondes bajo la manga una serie de trucos y secretos que no compartes con nadie. 

Acuario

También eres un demonio, especialmente porque no te gusta relacionarte con todo el mundo y siempre tienes un truco maquiavélico para usar a tu favor. Aunque no lo demuestras y no te gustan las muestras de afecto y cariño, eres una persona muy querida por las personas que te rodean. Tienes uno de los corazones más buenos, sencillos y honestos. Contigo no hay doble fondo, pues no sueles ocultar absolutamente nada. 

Piscis

Un completo ángel. Te compadeces de todo el mundo y demuestras bondad y altruismo a la menor provocación. Eres una persona sensible que siempre está ganándose un lugar en el cielo. Tienes tu propia forma de ver el mundo y eso se basa en lograr hacer felices a otras personas. Eres amable y sabes empatizar con los demás, aunque también sueles perdonar a quienes te hicieron mucho daño y puede que no sea lo mejor para ti. Recuerda que las personas no siempre devuelven los favores