VIDA SANA

Los 3 factores que incrementan la pérdida del cabello en mujeres

Afecciones en la glándula tiroides, anemia y embarazo pueden ser los desencadenantes de la caída de pelo

ESTILO DE VIDA

·
Mujer con pérdida del cabello. Fuente: Ais Clinic

La caída del cabello es uno de los temas que más preocupan desde el punto de vista estético y psicológico a gran parte de la población mundial, debido, sobre todo, a las dificultades que existen para detener este proceso cuando comienza a desencadenarse. Es que si bien existen numerosos y afectivos tratamientos que la medicina y la salud estética se han encargado de investigar para dar una solución, muchas veces se trata de una situación que afecta la autoestima de las personas e insume altos gastos para costear los tratamientos. 

A cerca de las causas que provocan la caída del cabello (y que ya son conocidos), se ha descubierto que existe otra gama de factores que inciden en la pérdida creciente de pelo, tanto en varones como en mujeres. En esta nota, te compartimos las tres principales causas que afectan de manera negativa a la regeneración del pelo

Una afección en la glándula tiroides. Por ser la tiroides la glándula por excelencia que controla y estimula miles de funciones en nuestro sistema endócrino (y por lo tanto en todo el organismo), es posible que, si tu caída del cabello se produce de manera alarmante y drástica, sea necesario que consultes con un especialista en tiroides para realizarte los controles y estudios necesarios. Es justamente esta glándula la encargada de producir y liberar hormonas tiroideas (T3, T4 y calcitonina). Y tanto del híper como el hipo tiroidismo, como así también la existencia de quistes o tumores pueden ser el motivo por el cual tu pelo se caiga de manera abrupta. 

Peluquería. Fuente: Unsplash

Anemia: se trata de un cuadro que genera una baja en los glóbulos rojos de la sangre debido a la falta de hierro en el organismo. Cansancio, debilidad y pérdida del pelo se ubican entre los síntomas más comunes de este cuadro que puede ser revertido. El primer paso en este sentido, será también consultar al médico.  

Embarazo: es sabido que, durante la gestación, la futura mamá atraviesa por numerosos cambios en su cuerpo debido a la segregación de hormonas que se requieren para la formación del embrión. Por eso, es posible que durante los primeros tres meses de tu embarazo pierdas algo de pelo. Esto sucede además cuando hay presencia de sustancias endógenas que inciden en el ciclo del folículo piloso. 

Mujer embarazada. Fuente: Unsplash