FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE GUADALAJARA

La película “Comala” es un viaje a lo más íntimo de la violencia

Gian Cassini mostró en el FICG su ópera prima, “Comala”, una cinta que le permitió conocer quién fue su padre

ESPECTÁCULOS

·
Gian Cassini mostró en el FICG su ópera prima, “Comala”, una cinta que le permitió conocer quién fue su padre. Foto: Cortesía

La realidad supera la ficción. Así es como lo ve Gian Cassini, quien se inspiró en su vida para hacer el documental Comala, nombre que tomó de la novela de Pedro Páramo, al sentirse identificado con la historia, ya que a través de entrevistas con los familiares de su papá, pudo conocerlo, pero al igual que en el texto de Juan Rulfo, encontró un pasado oscuro de su progenitor. 

“Mi papá falleció en 2010, pero desde años atrás me distancié de él. En 2012, me reencontré con mis tíos e identifiqué esos problemas de violencia de raíz”, contó.

Cassini convenció a sus familiares para que participarán en la película, quienes le dijeron que sí porque pensaron que sólo era un proyecto pequeño, pero cuando recibió el primer financiamiento y vieron que realmente quería hacer una película, algunos se negaron.

“Testarudo y quizá un poco egoísta, busqué la manera para hacerles entender la importancia de esto, creían que me iba a centrar en la criminalización o sensacionalismo, pero no, tenía claro que quería contar una experiencia personal sobre las dinámicas de familia y las heridas del pasado que los vincula a la violencia”, detalló.

El joven director es consciente que la franqueza de sus tíos y personas que participan es lo que hace que el filme tome mayor relevancia, porque cada uno toca temas distintos y cuenta anécdotas.

Nueve años tardó en terminar la película, que este año se estrenó en el Toronto International Film Festival y ha tenido buena aceptación por parte de la crítica y esta semana lo presentó en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara.  

MAAZ