CÚPULA

Conmemorando: Rufino Tamayo, el mexicano de vanguardia

En Cúpula queremos recordar a los artistas plásticos que marcaron el devenir pictórico nacional. Arrancamos con uno de los pintores mexicanos más reconocidos a nivel mundial, fallecido el 24 de junio de 1991

EDICIÓN IMPRESA

·
Créditos: FOTOS: Cortesía INBAL

Rufino Tamayo, uno de los pintores mexicanos más reconocidos a nivel mundial supo conjugar la herencia nacional y el arte prehispánico con las vanguardias internacionales.

Nacido el 26 de agosto de 1899 en Oaxaca, Tamayo pintó más de mil 300 óleos, entre los que se encuentran los 20 retratos de su esposa Olga, con quien estuvo casado durante 57 años; realizó 465 obras gráficas como litografías y mixografías, 350 dibujos, 20 murales, así como un vitral.

Sus murales se encuentran en el Palacio de Bellas Artes, el Museo Nacional de Antropología y el Conservatorio Nacional de Música en México, así como en el Dallas Museum of Cine Arts, la Biblioteca de la Universidad de Puerto Rico y la sede de la UNESCO en París.

Fotos: Cortesía INBAL

De acuerdo con la crítica se trata de un pintor de profundidades mexicanas que no necesariamente pinta escenas costumbristas o indigenistas, sino que asume su herencia y la pone a dialogar con toda la vanguardia internacional. Él mismo lo explicó en una entrevista, en 1956: “Mi sentimiento es mexicano, mi color es mexicano, mis formas son mexicanas, pero mi concepto es una mezcla (…) Ser mexicano, nutrirme en la tradición de mi tierra, pero al mismo tiempo recibir del mundo y dar al mundo cuanto pueda: este es mi credo de mexicano internacional”.

Xavier Villaurrutia señaló que Tamayo “no compone por acumulación, sino por selección y porque no le arredran los espacios desnudos que, en su caso, nunca son espacios vacíos, puesto que, en virtud de una pincelada siempre significativa, el color sigue viviendo en ellos con una vibración que es un goce para la vista y que instala al mismo tiempo a las figuras del cuadro dentro de una atmósfera y en una compleja y poética duración”.

Tamayo, quien falleció el 24 de junio de 1991 en la Ciudad de México, recibió numerosos reconocimientos, fue galardonado con el Premio Nacional de Ciencias y Artes, doctor honoris causa por las universidades de Manila, la Nacional Autónoma de México, la de Berkeley, la del Sur de California y la Veracruzana, así como Caballero de la Legión de Honor de Francia.

 

Por Redacción

EEZ