CIUDAD

Ven más necesidad de infraestructura por crecimiento de manchas urbanas

Hay una desproporción en el crecimiento de la mancha urbana y de la población, que no vuelve rentable los proyectos de la iniciativa privada

ECONOMÍA

·
La población ha ido creciendo de forma descontrolada en el país

En el país crece la necesidad de más infraestructura en transporte, alcantarillado y agua potable por el incremento desproporcionado de la mancha urbana, explicó Carlos Mier y Terán, director general del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin).

En su presentación con el Colegio de Ingenieros Civiles de México, expuso que de 1980 al 2010 la población en ciudades de más de un millón de habitantes creció la población creció 1.7 veces y la mancha urbana cinco veces.

También apuntó que aún más alarmante es el crecimiento de poblaciones de más de 500 mil habitantes, pues la población en ese transcurso de tiempo creció 2.4 veces y la mancha urbana siete veces.

“Nuestras ciudades están creciendo horizontalmente, se necesita una planeación integral de desarrollo urbano de las ciudades, para que los avances no estén orientados al desarrollo intensivo de los automóviles”, dijo.

Además, explicó que esto también provoca que algunos proyectos no tengan rentabilidad ante la baja densidad de población, especialmente los que puede financiar la iniciativa privada con fuentes de repago, como son autopistas o sistemas de transporte público.

Recordó que en México hay 126 millones de habitantes y que sólo en 37 ciudades se concentra el 56 por ciento de la población.
Esto es porque son ciudades de más de 500 mil habitantes y las 12 zonas metropolitanas del país que tiene poblaciones superiores a 2 millones de personas.

En estos casos, expuso que sí es posible tener proyectos con inversión privada que pueden ser autofinanciables, ya que serían obras que serían pagadas por los mismos usuarios, como es el caso de las autopistas que posee el Fonadin, expuso Mier y Terán.

Por el contrario, expuso que en las regiones de baja densidad poblacional las obras deben financiarse con recursos fiscales, lo que genera un problema ante la falta de dinero público.