FIRMA ELECTRÓNICA

Uso de firma electrónica impulsa regulación de la industria privada

Este mecanismo no solo da certeza a los comercios, sino a los clientes

ECONOMÍA

·
El comercio digital es una de los impulsores de la economía en la pandemia

La tendencia de uso de la firma electrónica en México continúa al alza; cuestiones como la digitalización de los procesos, el trabajo a distancia, la eliminación del outsourcing y la propia crisis sanitaria causada por Covid-19, han despuntado el uso y la aplicación de esta herramienta logrando que México se acerque a una nación digital, destacó Sora, la startup mexicana especializada en la identidad digital.

La firma electrónica está siendo clave para México frente a la regularización de las empresas en sus contrataciones, pues, con la reforma al outsourcing, las compañías deben despedirse de las subcontrataciones y hacer una sustitución patronal de alrededor de 4.6 millones de trabajadores que tenían una contratación en esta modalidad.

Para hacer dicho trámite, se requiere que todos los empleados de una empresa firmen una carta, una situación que por el escenario de pandemia se complica aún más, pero que con la firma electrónica este proceso es mucho más ágil y sencillo.

“Se conoce la firma electrónica para trámites con el SAT, pero esta herramienta digital puede ser de gran ayuda para muchos otros momentos y trámites de los mexicanos, uno de ellos son las gestiones que requiere un área de recursos humanos para organizar y administrar todo el papeleo del personal de una manera ágil, óptima y segura”, afirmó el CEO de Sora, Alejandro Martínez.

Cabe recordar que el pasado 23 de abril se publicó en el Diario Oficial de la Federacio´n la reforma sobre la subcontratacio´n laboral. El cambio más importante prohíbe a las empresas operar bajo este esquema al hablar de actividades directamente relacionadas con su giro.

De manera inicial este cambio entraría en vigor el 1ero de agosto del año en curso, y aunque se hable de una prórroga para que puede ser hasta el 1 de septiembre o de hasta un año más, es imperativo que las empresas ya realicen el proceso pues, no existe algo seguro para en cuanto a la fecha límite y la Ley Federal del Trabajo establece multas y sanciones para aquellas empresas que no cumplan con lo dispuesto.

Para cumplir con lo anterior, las empresas en México deben hace una sustitución patronal que es el acto mediante el cual los trabajadores de una razón social antigua migran a una nueva razón social, quitando el intermediario y reconociendo los derechos laborales de estos; lo que conlleva la firma de nuevos documentos con cada uno de los empleados, actividad que puede consumir cantidades importantes de tiempo a los equipos de trabajo.

Además, a raíz de la pandemia ocasionada por Covid-19, un gran número de los empleados y colaboradores no asisten de manera regular a sus centros de trabajo buscando minimizar el contacto, lo que representa mayor complejidad al proceso antes mencionado.

De acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, hasta el momento son aproximadamente 1.6 millones de trabajadores que ya han sido regularizados en sus condiciones laborales; sin embargo, a pocos días de que termine el plazo aún existe un gran reto para que todas las empresas estén alineadas con esta regulación, pues esta cifra es apenas una tercera parte de quienes deberían ya tener su sustitución patronal.

Sora destacó que con la firma electrónica una empresa con todos sus colaboradores, sin importar si es uno o 100 mil puede hacer los trámites necesarios para una sustitución patronal en sólo 10 minutos; esto es un ejemplo de la inmediatez de la firma electrónica y cómo puede ayudar al sector empresarial, sobre todo tomando en cuenta que el tiempo que tienen para ello ya es limitado.