BANCO DE MÉXICO

Banxico pide que la meta de inflación en México regrese al 3%

Alejandro Díaz de León dijo que este escenario de mayor infalción no va a ser persistente, más bien, trasnsitorio y debe regresar a la meta

Foto: Cuartoscuro
Escrito en ECONOMÍA el

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, explicó que este jueves el BM subió la tasa de interés al 4.25 por ciento con un aumento de 25 puntos base ¿Qué significa este cambio?

En entrevista para Heraldo Radio en “Sergio y Lupita” con Sergio Sarmiento y Lupita Juárez, Díaz de León dijo que el Covid-19 ha sido un choque como ningún otro, afectando el cierre de la actividad productiva de muchos ámbitos. Este año, con las reaperturas ha habido problemas en materia de insumos, funcionamiento de cadenas, manejo de inventarios, insuficiencia y/o escasez de algunos productos.

Por lo tanto, explicó que el año pasado se tuvo contracción económica muy marcada, por lo que durante el 2021, se ha tenido una economía que se está acelerando de una manera “muy brusca” y con una oferta o una capacidad productiva que no está respondiendo a la demanda, lo cual causa mayores presiones de precios, los cuales se consideran de naturaleza transitoria y deberían de ceder en la medida en que la oferta y las condiciones de producción se normalicen.

Agregó que lo anterior es un proceso que ha venido afectando la inflación por varios meses, ya que el cierre general del año pasado fue del 3.15 por ciento y ahora ha alcanzado niveles de 6, no solo la primera quincena de junio, también en abril estuvo por arriba de 6.

Además, expresó que lo anterior significa que, si bien, no son presiones generalizadas por el lado de la demanda y del gasto, la junta de gobierno  si consideró conveniente que, dado el número de choques, la magnitud de estas revisiones de precios y que ya van varios meses resintiendo estos ajustes, era conveniente reforzar la postura de política monetaria con un carácter preventivo para evitar el deterioro de la formación de precios o lo que se denomina como "la contaminación de las expectativas de la inflación”.

Aseguró que lo que buscan es desacelerar la inflación y que no quieren que las personas que determinan precios en sus bienes y servicios de manera cotidiana piensen que este escenario de mayor inflación va a ser persistente, tiene que saber que esto es transitorio y que la inflación debe de regresar a la meta del 3 por ciento.

Comentó que en la condición de la economía está siendo muy difícil identificar cuáles son los efectos de corto y mediano plazo, lo cual también complica la lectura e identificar cuál es la mejor respuesta de política monetaria, motivo por el que la mayoría de la junta consideró que era conveniente reforzarla, pero por la propia coyuntura y la dificultad de tener una lectura muy nítida se comprende que haya puntos de vista diferentes, siendo natural en un órgano como el Banco de México.

Alejandro indico que Estados Unidos es un elemento que va a ser muy importante para la economía mexicana; y considera que es una oportunidad en tratar de vincular más a este período de gasto fiscal, que se perfila como un gasto en la infraestructura que va a durar más años, por lo que se debería de tratar de aprovechar esta coyuntura como una oportunidad de crecimiento.

Añadió que puede implicar retos en materia de mercados financieros e inflación y esa es la parte que le toca al banco tratar de evitar que esto tenga efectos más persistentes en la inflación, pero reiteró que sí es una oportunidad para la economía mexicana.

Puntualizó que el pronóstico es de un 6 por ciento de crecimiento en el país, con un intervalo de 5 a 7, y la economía estadounidense estará creciendo cerca de 7 por ciento este año.

atm