EMPRESAS

Internacionalización de empresas, la ventaja para enfrentar el mercado actual 

Todas las empresas sin importar el tamaño, sector o vigencia en el mercado pueden estudiar la posibilidad de expandirse a mercados donde su producto o servicio sea valorado

Se trata de un proceso que requiere de una estrategia bien definida y un análisis Foto: Pixabay
Por
Escrito en ECONOMÍA el

La internacionalización de las empresas, más que una aventura, es una necesidad derivada de las exigencias del mercado cambiante e hipercompetitivo, del deber puntual de crecer y hacer más rentable un negocio, sin importar su giro o tamaño. Si bien sus beneficios se han difundido entre las organizaciones de todo el mundo, aún son varios los retos a los que se enfrenta una compañía en su actuación en el exterior, por lo que antes de emprender un proyecto de expansión se deben considerar varios factores, tanto internos como externos, para un exitoso desarrollo.

Aunque a  menudo se tiene la idea de que la expansión internacional es simplemente un aumento en las ventas a través de la exportación, en realidad se trata de un proceso que requiere de una estrategia bien definida y un análisis, con información vigente, que permita identificar capacidades, mitigar riesgos y encontrar ventajas competitivas de la compañía, ya que en muchas ocasiones, el fracaso en el exterior es producto de una mala planificación, explica Andrea Villamizar, CEO de Grupo Soluciones Horizonte (GSH), especialista en Soft Landing y Desarrollo y Gestión del Talento."

“Generalmente, la internacionalización asusta pues lo primero que viene a la cabeza son los altos riesgos y costos, y el largo periodo de tiempo. Sin embargo, esto se puede mitigar y mejorar cuando el proyecto de expansión se realiza de la mano de un facilitador como es la práctica del Soft landing, cuyo significado no es sólo aterrizaje suave, sino también seguro, ágil y asequible, donde la mano de expertos conocedores en general del país de destino, su cultura y las mejores prácticas empresariales, le acompañan en cada paso de la apertura y consolidación del negocio y sus decisiones sean las más rentables y convenientes, impulsando así su rápido crecimiento”, asegura la asesora empresarial y consultor de recursos humanos.

Dicho desarrollo puede concretarse a través de diversas vertientes: asesoría empresarial para la constitución en el nuevo mercado que cubra el marco legal, tributario y fiscal; después, la gestión de talento (consecución, contratación, afiliaciones y nómina) y regulación laboral (relaciones laborales y marco normativo), y por último; una estrategia corporativa y un plan de comunicaciones ajustados a la cultura del nuevo destino. Así, con las capacidades, riesgos y ventajas competitivas, la compañía podrá llegar al lugar de destino a hacer lo que mejor sabe hacer desde el primer día.

“Todas las empresas sin importar el tamaño, sector o vigencia en el mercado pueden estudiar la posibilidad de expandirse a mercados donde su producto o servicio sea valorado por su diferenciador, encontrando enormes ventajas en la diversificación de mercados y fuentes de ingreso, optimización de costos y el aprovechamiento de las ventajas competitivas”, precisa la fundadora de GSH.

Proméxico, entidad del gobierno mexicano que -de 2007 al 2019- se encargaba de fortalecer el papel del país en la economía internacional, señalaba que, además de generar un mayor valor agregado en operaciones comerciales que ayudan a mejorar la competitividad de la empresa, la internacionalización impulsa la competitividad de las organizaciones, disminuyen su vulnerabilidad ante las crisis regionales y obtienen una mayor tasa de retorno a su inversión.
Este organismo detectó que, gracias a su elevada competitividad, los sectores que con mayores oportunidades de expansión en los últimos años fueron los de servicios y alimentos, logística e infraestructura, Tecnologías de la información y comunicaciones, automotriz y autopartes, y calzado, textil y confección.

Por ahora, México, Chile y Colombia se han posicionado como socios estratégicos para América Latina, ya que cuentan con diversos acuerdos comerciales con otros países de Norteamérica, Centroamérica, Sudamérica, y al igual que con algunos de Europa, Medio Oriente y Asia.

dhfm