Esta MONEDA de un peso NO vale 10 mil pesos; evita caer en un FRAUDE

Varias páginas ofertan estas monedas como valiosas cuando solamente tienen el valor nominal

Esta MONEDA de un peso NO vale 10 mil pesos; evita caer en un FRAUDE
NO CAIGAS. Estos objetos suelen ser usados para engañar a los más crédulos

Un error de acuñación se produce cuando una moneda es creada con algún elemento que la hace diferente a lo que debía ser desde un inicio. Estas piezas generalmente suelen ser artículos codiciados por los coleccionistas, debido a que son sumamente raras. En tiempos actuales es casi imposible que este tipo de desperfectos ocurra debido a la especialización y tecnología que hay en este tipo de proceso en las casas de moneda.

Sin embargo, en años pasados era recurrente que en las manos de los consumidores cayera de vez en cuando alguno de estos artículos con un carácter erróneo e inclusive con fallas en el grabado de los elementos en el diseño de dichos metales.  Esto ha ocasionado que en páginas de venta estos artículos aumenten considerablemente su precio y sean ofrecidos en cientos o miles de pesos. 

No obstante, también ha dado pie a estafadores, quienes suelen modificar las monedas con distintas técnicas para así hacerlas pasar por un producto especial cuando en realidad son comunes. El fraude más cometido al respecto puede hacerse por desconocimiento del vendedor, por lo que también es necesario que las personas sepan identificar cómo encontrar un error de acuñación. 

La mayor parte de las monedas que se venden a través de la red con algún defecto de este tipo son las que tienen las fechas erróneas; este “error” suele aparecer generalmente en las monedas de menor denominación. Basta entrar a páginas como Mercado Libre para ver estos metales hasta en 10 mil pesos, cuando el único valor que tienen es el nominal. 

¿Cómo reconocer un error de acuñación?

La mayor parte de estos casos se dan en monedas de un peso o de 50 centavos. Debido al paso de los años, a una manipulación o a la circulación constante, la estructura de estos objetos suele degradarse. Dicho fenómeno hace que algunas piezas con números como el nueve o el tres cambien de manera significativa al juntarse sus extremos. 

De esta manera, los caracteres pueden verse como ochos, lo cual ocasionaría que las personas interpreten este fenómeno como un error de acuñación, cuando en realidad es más bien la huella del tiempo. Antes de comprar cualquier pieza, es importante determinar si se está cayendo en una estafa. 

Para esto basta con seguir algunos lineamientos. 

Si la moneda está muy desgastada es probable que no tenga un error auténtico. 

Si la pieza se ve raspada o golpeada en alguno puntos y en otros se ve completamente nueva tampoco es de fiar. 

Si el vendedor no tiene el producto encapsulado es una señal de alarma.

Si los números marcados en el error son números ochos, lo más seguro es que no sea una acuñación fallecida

Consulta a un experto

Para identificar si uno de estos artículos en verdad es “nuevo”, basta con dirigirle una gran cantidad de luz mientras se va moviendo. De esta forma, el rayo debe moverse como si formara una sola línea sobre la moneda y en los dos extremos. 

En caso de que la luz se proyecte únicamente en una parte del metal o en toda su superficie, aunque se esté moviendo, significa que se trata de una moneda pulida con la que se pretende engañar al coleccionista para hacerla pasar como un objeto sin circulación. 

GDM


Compartir