REMESAS

¿Debes pagar impuestos si recibiste remesas? Te lo explicamos

El pago del Impuesto Sobre la Renta por las remesas no está especificado en la ley, pero los expertos recomiendan declarar esos ingresos y pagar los impuestos que generan.

Las remesas son un ingreso importante para México. Foto: Especial.
Escrito en ECONOMÍA el

En México es común que los residentes reciban dinero desde Estados Unidos, donde suelen tener familiares. Esto es un fenómeno importante en el país, porque de acuerdo con estimaciones del Banco de México, en 2020 las remesas llegaron a 3.8% del producto interno bruto (PIB) y se espera que este año sea mayor, debido a la pandemia de Covid-19, según BBVA Research, en marzo de 2021 las remesas alcanzaron un máximo histórico, con 4 mil 152 millones de dólares, pero, ¿los beneficiados deben pagar impuestos por este “ingreso”? 

El tema cae en un ámbito gris, porque en México no existe una legislación específica respecto a la fiscalización de las remesas. De acuerdo a Miguel Ángel Tavares Sánchez, vicepresidente de la comisión fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, las empresas dedicadas a hacer estas transferencias no piden el registro federal de contribuyentes (RFC), por lo que la fiscalización de estos recursos resultaría complicada en principio para la autoridad.

Pero en teoría eso no exime a los ciudadanos de la obligación de pagar impuestos, ya que el artículo 1 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) especifica que todas personas residentes en México deben pagar ISR por los ingresos que obtengan, sin importar su procedencia, por lo que las personas tendrían que pagar impuestos por las remesas.  

Pero… ¿Qué pasa si es considerado un donativo?

La normativa contempla como excepción al pago de ISR (artículo 93, fracción XXIII) los donativos provenientes de la familia directa de la persona beneficiada, pero sólo hasta el límite de 155 mil pesos al año. En la región fronteriza del norte del país el monto es mayor, de 233 mil pesos al año. Si la persona rebasa ese monto, sólo tendrá que declarar el excedente. 

Para evitar cualquier malentendido, los expertos recomiendan que la persona que hizo el envío del dinero redacte una carta oficial en la que constata que hizo el “donativo”, con esto se ampararía con la autoridad para no pagar ISR ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT)

Cuando las remesas excedan los 600 mil pesos en un año, el contribuyente tiene la obligación de declararlos al Servicio de Administración Tributaria (SAT), según se establece en el artículo 90 de la ISR. Aunque los contadores recomiendan declarar todo ingreso.

msb