CENTRO DE INVESTIGACIÓN ECONÓMICA Y PRESUPUESTARIA

Boom petrolero va a afectar las finanzas públicas

La importación de gasolinas más caras y subsidios al combustible, entre las causas

ECONOMÍA

·
El boom petrolero afectará las finanzas públicas del país. Foto: Especial

El balance para las finanzas públicas va a ser negativo si el petróleo se mantiene por arriba de lo proyectado para 2021, consideraron analistas.

Si bien se van a obtener mayores ingresos por su exportación, éstos se van a ver contrarrestados por una producción petrolera estancada, importaciones de gasolina más caras y mayores subsidios para mantener estable su precio.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, anticipó que México va a recibir más de 300 mil millones de pesos adicionales si el crudo se mantiene por arriba de 60 dólares, ya que en el presupuesto se fijó en 42 dólares.   

Tonatiuh Vázquez, analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), comentó que si bien hay un efecto de
compensación entre los ingresos adicionales y los mayores gastos, es Pemex quien gana con esta situación, debido a la menor carga fiscal que tiene.

En cambio, dijo, el que pierde es el presupuesto federal, porque  el Fondo Mexicano del Petróleo va a recibir menos recursos y, por lo tanto, va a financiar menos el gasto.

El exdiputado Mario Di Costanzo estimó que, bajo las condiciones actuales, el gobierno va a dejar de recaudar entre 70 mil y 90 mil millones de pesos de IEPS a combustibles por el subsidio que va a dar para evitar aumentos mayores en la gasolina.

En enero, expresó, la recaudación del gravamen cayó 20 por ciento, debido a las menores ventas de gasolina y pese a que no se dieron subsidios en ese mes.

“En el mejor de los casos, el efecto va a ser neutral, pero todo apunta a que puede ser negativo, porque el país importa 80 por ciento de las gasolinas que consume”.   

En la última semana, la Secretaría de Hacienda subsidió 51.2 por ciento del IEPS de la gasolina magna.  

“Si sigue subiendo el petróleo y el gobierno quiere mantener esta promesa de no aumentar los combustibles más allá de la inflación, esta cifra podría llegar a 100 por ciento”, señaló Vázquez. 

La semana pasada, el crudo finalizó en 64.27 dólares por barril y no descartan que se acerque a 70 dólares. En el año, la mezcla mexicana se ubica en 55.95 dólares, en promedio.

Por Fernando Franco

maaz