25 años se retrocede, si matan al IFT

Planteamiento presidencial en contra de obligaciones asumidas en el T-MEC

25 años se retrocede, si matan al IFT
Es necesaria una reforma constitucional para que el IFT sea absorbido por la SCT. Foto: Especial

La posible desaparición del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) implica un retroceso de 25 años para México, dijo Javier Juárez Mojica, comisionado del organismo regulador.

En entrevista con El Heraldo de México, el funcionario explicó que ello implicaría volver a un esquema donde no existía un regulador independiente y cuyas decisiones tenían que ser aprobadas por otra autoridad, lo que retrasó diversos beneficios para los usuarios, como la eliminación de cobros por roaming y de larga distancia nacional.

Dijo que existe el riesgo de que las empresas ya no cuenten con un regulador que genere la presión competitiva que permitió obtener ahorros de 540 mil millones de pesos para los usuarios de servicios de telecomunicaciones, tras la caída de 43.9 por ciento de los precios en los últimos siete años.

Por cada peso que se destina al Instituto para su operación, la labor de este órgano regulador genera 47 pesos de beneficios a la sociedad mexicana, según datos del IFT.

“Antes de hacer algún cambio, se deberían comparar los avances que se han logrado del actual esquema con el anterior, ver cuál dejó más beneficios para los usuarios”, mencionó.

Desde que se creó el IFT en 2013 y hasta 2020, el número de personas que usaban internet móvil de banda ancha, pasó de 23 a 76 líneas por cada 100 habitantes.

La cantidad de canales digitales de televisión abierta avanzó de 311 a mil 338, lo que incluye una nueva cadena con cobertura nacional. Las estaciones de radio crecieron 21.4 por ciento, al sumar un total de mil 841 señales.

Juárez Mojica rechazó que los comisionados estén vinculados a empresas privadas, pues los nombramientos del IFT atraviesan por un proceso de selección con un examen a nivel nacional, situación que no sucede en otros reguladores en donde los candidatos son propuestos directamente por el Presidente.

“La autonomía constitucional que se nos ha otorgado es para tomar decisiones ajenas a cualquier interés económico y político, con fundamento estrictamente en lo técnico”, dijo.

Explicó que para que el IFT sea absorbido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), como propone el mandatario mexicano, es necesaria una reforma constitucional.

“Si queda como superior jerárquico la SCT, las decisiones que pudiera tomar el regulador tendrían que pasar por la revisión de la Secretaría, como sucedía antes.

“Esto no genera la mayor certeza jurídica, la certidumbre que requieren las inversiones”, abundó.

Además, consideró que la desaparición del IFT también va en contra de las obligaciones asumidas por México dentro del T-MEC, en donde se establece que los países deben contar con reguladores independientes y autónomos.

 “Un tratado comercial internacional como ese, es dentro del marco jurídico mexicano, casi equivalente al peso que pudiera tener una Ley Federal”, opinó el comisionado del órgano regulador.

Añadió que un cambio en el esquema institucional del regulador también podría complicar la llegada de 5G a México, por una eventual falta de certeza en el ambiente para invertir en el sector.

 

Por Adrián Arias

 


Compartir