Se tambalea el aguacate antes del Super Bowl

El fruto verde, fiel invitado al Super Bowl, es golpeado por la pandemia y acechado por el crimen organizado

Se tambalea el aguacate antes del Super Bowl
Empresarios y productores en Michoacán, afirman que la venta de la fruta no disminuyó durante el 2020 y para enero de 2021. Foto: Especial

El aguacate michoacano, como cada año, está listo para ser el anfitrión de la 55 edición del Super Bowl, sin embargo, los envíos del “oro verde” a Estados Unidos se “tambalean” por los efectos de la pandemia por el coronavirus.

Empresarios y productores en Michoacán, afirman que la venta de la fruta no disminuyó durante el 2020 y para enero de 2021, se preveía superar el número de toneladas enviadas para la gran fiesta del fútbol americano, sin embargo, en las últimas semanas los compradores han disminuido sus pedidos.

“Esta es la mejor temporada para nosotros, tenemos el pedido del Super Bowl. En la semana dos (de enero), los clientes pidieron más con cierto optimismo; de mandar 32 mil toneladas se mandaron 35 mil, fue un récord. Esta semana no me están pidiendo tanto, hay mucha especulación, los clientes no saben si pedir, otros dicen que no quieren nada, por la pandemia está muy incierto.

El año pasado, en época de Super Bowl, estábamos enviando cinco o seis contenedores diarios, y este año estamos sacando uno, y ya estamos buscando un siguiente pedido porque no queremos despedir a la gente”, señaló Enrique Espinoza Figueroa, Director General de Grupo Aguacatero Mexicano (GAMEX).

El golpe más fuerte ha sido para los productores. Si bien, las ventas no han caído en su totalidad, ya que el aguacate que no se envía a Estados Unidos se queda en el mercado nacional, actualmente el fruto se vende en la mitad del valor que tenía antes de la crisis por el Covid-19.

“El aguacate clase 1 está en 22 pesos el kilo, y la clase 2 en 10 pesos. El precio ha estado muy bajo, casi a la mitad que el año pasado; el kilo de los aguacates grandes (clase 1) estaba en 37-40 pesos, y ahorita estamos a 23 y a veces hasta 20 pesos. Tenemos mucho producto que ofrecer a todos los mercados, pero se atora y no puede subir el precio en el campo, esas son pérdidas para los productores”, lamentó el director de GAMEX.

Esta empresa, establecida en el municipio de Peribán, padeció con más fuerza los estragos de la pandemia en su fábrica “guacamolera”, donde los pedidos “se nos cayeron por completo, ya que nuestros principales clientes eran restaurantes, casinos, cruceros, hoteles y todo eso dejó de funcionar”, explicó Enrique Espinoza.

En medio de las complejidades, el Super Bowl es un “respiro” para los productores y empacadores de aguacate michoacano que se encuentran en la incertidumbre por las ventas de este 2021.

“El Super Bowl nos ayudará a sacar más producto, aunque no va a ser en los precios que el productor quisiera pero ni modo, es momento de pandemia y son las consecuencias de esto”, mencionó.

El aguacate michoacano, que en Estados Unidos compite con la fruta de Chile, Perú y Colombia, posee características que lo hacen el manjar favorito del paladar de los norteamericanos, además de cumplir altos estándares de sanidad.

40 pesos por kilo, precio en 2020. Foto: Charbell Lucio

“Su grasa es excelente, tiene un sabor excelente, son resecos, no aguanoso. Los suelos que tenemos que se formaron a raíz de la erupción volcánica es lo que nos ha dado una excelente calidad del aguacate en Michoacán. Estados Unidos nos pide que la fruta vaya libre de plagas y enfermedades, que no lleve residuos de plaguicidas que no estén autorizados y que le hagan daño a los consumidores”, expuso Fidel Caballero, agrónomo especialista en parasitología agrícola.

La Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM) dijo que en 2020, se rompió el récord de mayor exportación de aguacate para el Super Bowl, al enviar 140 mil toneladas del fruto, 20 más de las enviadas en el año 2019.

CRIMINALES, TRAS EL ORO VERDE

Mientras el aguacate sale de Michoacán para dar sabor al Super Bowl, en cuatro de los seis municipios donde se cultiva: Los Reyes, Peribán, Tancítaro y Ario de Rosales, grupos se arman para defender al “oro verde” y evitar que un cártel proveniente de Jalisco, tome control de la producción aguacatera.

En una huerta de esta región, hombres armados aseguran que criminales ya intentaron extorsionarlos, por lo que hacen guardias para impedir que delincuentes ingresen y se apoderen del terreno.

“Estamos amenazados por ellos, quieren meterse a nuestro municipio, repelemos las agresiones porque no vamos a dejar que entren, entrando nos van a quitar nuestras huertas y todo, por eso tomamos las armas, es algo vergonzoso para nosotros porque para eso pagamos impuestos, para tener buenos gobiernos”, indicó uno de los integrantes.

Los civiles que se autodenominan como autodefensas o guardias comunitarios, reclaman a las corporaciones de seguridad que se encuentren “encuarteladas” mientras en esa región, diariamente hay robos de camiones cargados de aguacate y criminales que exigen cuotas a los productores y empacadores de esta fruta.

Ejemplo de este acoso criminal, es la reciente quema de una empacadora que, a escasos tres meses de aperturada en el municipio de Tingûindín fue incendiada por delincuentes que exigían a los propietarios una cuota de medio millón de pesos.

“Empezamos a recibir amenazas vía telefónica de parte del Cártel de Jalisco Nueva Generación. Estaban pidiendo una cuota inicial de medio millón de pesos, después de esa cuota, se iba a reducir pero iba a ser mensual. Nosotros no lo tomamos en serio, creíamos que era una extorsión desde la cárcel”, narró uno de los socios de la empacadora incendiada.

TRADICIÓN. El fruto verde es un fiel acompañante en la comida de los fans del SB. Foto: Especial

Los propietarios, optaron por no enviar el dinero que los criminales les solicitaban. En una última llamada, los delincuentes advirtieron que si no les entregaban el recurso, quemarían el empaque, amenaza que posteriormente cumplieron.

“No les dimos nada, y el día 17 de diciembre a las 6:30 de la mañana llegaron escondidos en una camioneta doble rodado alrededor de 15 hombres armados, sometieron al vigilante, se metieron al área de almacén y rociaron 10 garrafas de gasolina y lo incendiaron. Iban con ropa táctica militar y decían CJNG en los chalecos y los cascos. Les dijeron a los trabajadores que eso les pasaba por no haber pagado la cuota”, contó el empresario que pidió anonimato.

Las pérdidas para esta empresa, ascienden más de 90 millones de pesos, pues inicialmente el empaque tenía un avalúo de 120 millones de pesos, pero al verse reducido a cenizas, su valor alcanza apenas los 30 millones de pesos; mientras tanto, los propietarios deben afrontar grandes deudas por los créditos que solicitaron para poder aperturar la empacadora aguacatera.

Por Charbell Lucio

 


Compartir