Wayne Rooney, genio y figura

El delantero inglés cumple 35 años este 24 de octubre

Wayne Rooney, genio y figura
MÁXIMO GOLEADOR. Wayne Rooney debutó en la Selección de Inglaterra el 12 de febrero de 2003. Foto: Especial

Hoy sábado 24 de octubre, Wayne Rooney cumple 35 años. El actual jugador, capitán y entrenador del Derby County ha destacado, no solo por sus logros dentro del campo, sino por su peculiar y fuerte personalidad.

Rooney superó en dos ocasiones a la leyenda Bobby Charlton, como máximo goleador del Manchester United con 253 anotaciones, y también de la Selección de Inglaterra con 53 tantos.

De Liverpool

Wayne Mark Rooney nació el 24 de octubre de 1985 en Liverpool, Inglaterra, una ciudad que además de ser famosa por ser la cuna de The Beatles, se le reconoce por respirar futbol en todos los rincones, con sus dos equipos más emblemáticos: el Liverpool FC y el Everton.

Su descubridor, Bob Pendleton, no veía en un principio en aquel chico tímido de nueve años la figura que sería después, “pero ya tenía el hambre y las ganas de meter goles. Esa fue su principal característica, siempre pensar en el gol”, dijo hace algunos años a la cadena BBC.

A esa edad, Rooney ya había marcado más de 70 goles en los torneos infantiles, hasta que Pendleton lo vio en un partido de la liga Walton y Kirkdale donde metió un gol desde 20 metros, quitándose a casi todos los rivales.

Su cariño por el Everton FC

“Una vez azul, siempre azul”. Rooney llegó al Everton en 1996, año en el que se presentó anotando 14 goles en 29 partidos en las infantiles.

Antes de formar parte del que el considera, “el equipo de sus amores”, tuvo una breve estancia con el rival de la ciudad, el Liverpool FC, que al darse cuenta de sus cualidades, tuvieron la intención de ficharlo. Pero el Everton se adelantó, y pudo más la tradición familiar, el club preferido de sus padres, y los consejos del Pendleton para que cambiara el rojo por el azul.

Debutó en el equipo juvenil de los “Tuffees” apenas a los 15 años. Dos temporadas después, jugó su primer partido de la Premier League, un 17 de agosto de 2002, en un empate a dos con el Tottenham Hotspur y dos meses después, anotó su primer gol como profesional ante el Arsenal.

Fueron 17 goles en 67 partidos en los años de su primera etapa con el Everton. El talento y crecimiento del novel jugador contrastaron con el mal momento del club, que en esos años incluso llegó a tener problemas de descenso.

Manchester United, su gran época

La fama y la notoriedad que comenzó a tener Wayne Rooney en la Premier League lo impulsaron a buscar altos vuelos. El delantero puso sus ojos en Europa y él sabía que con su amado Everton, ese sueño sería poco probable.

Por eso, cuando llegó en 2004 la oferta de 26.5 millones de libras del Manchester United, el delantero no tuvo que pensar mucho su decisión. Se convirtió en aquel momento en el jugador más caro por debajo de los 20 años.

Su debut con los Red Devils, el 28 de septiembre de ese año, no pudo ser mejor. Tres anotaciones en la goleada de 6-2 sobre el Fenerbahce turco en un partido de la Liga de Campeones de Europa.

Sin embargo, los dos primeros años con el United no fueron sencillos, ya que el primer título de la Premier League llegó hasta el curso 2006-2007. Fueron 17 los campeonatos que Rooney logró en 13 temporadas en Old Trafford, que incluyó una Champions League en 2008, una época de esplendor que lo consagró como el goleador histórico del club con 253 anotaciones.

Selección de Inglaterra y polémicas

Wayne Rooney debutó en la Selección de Inglaterra el 12 de febrero de 2003 en un partido amistoso frente a Australia, como el más joven en lograrlo con 19 años y 178 días. Jugó 120 partidos y marcó en 53 ocasiones con el llamado “Equipo de la Rosa”, del que se retiró en 2017.

A pesar de ser el goleador histórico de su selección, los mismos ingleses están reacios a compararlo, no solo con Bobby Charlton, sino con otras figuras históricas como Bobby Moore, Stanley Matthews, Jimmy Greaves e incluso, de George Beast o David Beckham, en cuanto a trascendencia y carisma.

¿Los motivos? En el plano deportivo, solo consiguió un gol en once partidos disputados de tres Copas del Mundo, donde el equipo no pasó de la ronda de Cuartos de Final o incluso, fue eliminado en primera fase de 2014. En la Eurocopa de Naciones, la historia no fue muy diferente, ya que solo anotó en seis ocasiones en tres ediciones disputadas.

Además, su forma de ser explosiva, dentro y fuera de la cancha, no le han permitido ser del agrado de cierto sector de la prensa y de los aficionados.

Las polémicas de Rooney incluyen algunas indisciplinas como multas por manejar en estado de ebriedad, escándalos sexuales, líos judiciales, deudas en el casino, peleas en lugares públicos, sólo por citar algunas, que no han venido bien a su imagen de futbolista profesional.

Los últimos años

Rooney regresó al Everton FC en 2017, tras retirarse de su selección. A pesar de firmar un contrato por dos años, solo estuvo una temporada en el equipo, en donde jugó 40 partidos y anotó 11 goles.

En 2018, decidió probar suerte en la Major League Soccer de los Estados Unidos con el DC United, en un arreglo original por tres años. Una vez más, no pudo cumplir con lo establecido, ya que a mediados de 2019, firmó como jugador y entrenador asistente del Derby County, club al que llegó en 2020.

Aún así, dejó su huella en los 18 meses que permaneció en la MLS con 23 anotaciones en 41 partidos, con algunos goles desde medio campo que recordaron las épocas de aquel niño que Bob Pendleton decidió llevar al Everton en 1996.

Por Óscar Zamora


Compartir