ARTES

Elvira Sastre, la autora que viralizó la poesía en resistencia

La poeta española, considerada como una de las autoras más destacadas de su generación, está en México para presentar Adiós al frío, y para ofrecer una serie de recitales en el país

CULTURA

·
La poeta española está en México para presentar Adiós al frío, y para ofrecer una serie de recitales en el país Créditos: Foto: Especial

Guadalajara.- Elvira Sastre comenzó a escribir cuando era adolescente, todavía conserva sus primeros poemas. Hoy es una de las poetas más populares, incluso se le considera la rockstar de este género literario, pero ella, dice, sueña con que los versos se reciten por doquier, por gente de todas las edades y que ocupe el lugar que se merece. Además, asegura que durante la pandemia la poesía fue la que permitió a muchas personas, en distintos países, mantener su estabilidad emocional y generó en Europa y en Latinoamérica un movimiento poético inspiracional.

“Ojalá llegue el día en que no haga falta hacer esa comparación con la música, que no me digan rockstar, que sea algo normal que la poesía llene estadios y teatros, que la gente la disfrute. Quedan reductos que hay que justificar o convencer y es algo que no pasa con otras artes: teatro, música; pero la poesía se resiste, creo que hace falta mucho por hacer. Yo siento que cada que me esfuerzo, que peleo, que invierto en un espectáculo nuevo, estoy abriendo las puertas para que lo repliquen otros que vienen detrás. Eso para mí es suficiente, pero es cierto que agradecería un poco de apoyo, de cobertura, de oportunidades, que fuera un poquito más sencillo, pero estamos en el camino, rompiendo barreras”, comentó en entrevista con El Heraldo de México, en el marco de la FIL.

La poeta de Segovia, España, autora  de Adiós al frío (Seix Barral, 2022), considera que su trabajo es una mezcla de todas sus lecturas y se reconoce como una alma vieja, enamorada de la literatura y la lírica.

“Los poetas jóvenes que escribimos es porque leemos poesía, lo que escribo es una mezcla de lo que he leído de otros autores. Las generaciones más asentadas favorecen la apertura  de la puerta a los más jóvenes y tenemos que honrar a quienes nos preceden”, añade Sastre, quien a los 15 años de edad abrió el blog "Relocos y Recuerdos" y gran parte de su obra la dio a conocer, inicialmente, a través de las redes sociales.

“Yo, al final, soy el producto de todos mis referentes literarios, de todas esas mujeres poetas que he leído y que me han ayudado a creer en lo que hago y en que es posible hacerlo. Escribo desde esa honestidad, que no es más que la inspiración de otras autoras. Siempre, toda la poesía sale desde dentro, se queda afuera, en el papel, y, enseguida vuelve a replegarse en cuanto la leo, en los poemas de otros. Todo parte de un mundo profundo, intenso, por lo menos en mi caso. Existe esa honestidad con lo que trabajo e intento aplicar en todos mis proyectos. Hacerlo con pasión, sin duda. Con confianza. Creo que es una mezcla de nostalgia. Vuelvo más al pasado, el futuro no me interesa. En mi poesía existe ese movimiento. ¡Yo soy una anciana en el cuerpo de una mujer que también es un poco mayor, totalmente!”, abundó.

Sastre se dijo sorprendida del cariño mostrado por sus lectores en México, ya que todos los boletos para su presentación en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, en donde combinará música y poesía, el 2 de diciembre, se agotaron en cuestión de horas. Es toda una influencer, tan sólo en Twitter e Instagram cuenta con más de 800 mil seguidores. Aún así, le sorprendió que sin publicidad alguna se vendiera rápidamente.

“Fueron seis horas y se agotó, fue un poco loco. No esperaba que se vendieran como 1,500 entradas en seis horas, solamente con un tuit y una foto. Una cosa loca, que creo que nos pilló un poco a desmano, intentamos armar otra fecha pero fue imposible por los tiempos”, indicó.

Finalmente, la también filóloga, quien participará en el Salón de la Poesía, el 1 de diciembre, en  la FIL de Guadalajara, para luego visitar Ciudad de México, Puebla, Monterrey, Mérida y Morelia se emociona cuando ve un renacimiento de la poesía.

“Las presentaciones están llenas. La gente paga para que les reciten poemas, por comprar un libro. Las librerías dan espacio a los libros de poesía. Antes, en las estanterías había muy poco, unos diez libros y en lo más bajo y escondido", cerró.

 

MAAZ