Mural de la Torre Banobras, se lo lleva el viento

El mural motivos tlatelolcas está en grave peligro de perderse, afirma María Cristina Navas, nieta del artista guatemalteco

Mural de la Torre Banobras, se lo lleva el viento
FALTANTES. En los muros inclinados de la torre se observa la ausencia de algunas placas. Foto: Especial

Al mural "Motivos tlatelolcas", de 1964, que el artista guatemalteco Carlos Mérida diseñó para la Torre Insignia del conjunto Nonoalco-Tlatelolco, conocida también como Torre Banobras, se lo está llevando el viento. Los paneles que lo integran, constituidos con mosaicos venecianos, en los que plasmó figuras geométricas que representan a Tlaloc y Ehécatl,  se han desprendido sin que exista un proyecto de rescate. 

María Cristina Navas y Mérida, nieta del artista, afirma que ha pedido atender la obra en vano: "Definitivamente está en peligro y realmente no se hace nada".  

Navas debió hacer una pausa, por la pandemia, para concretar la creación de la Fundación Carlos Mérida, que velará por el legado del artista.

"Motivos tlatelolcas", de acuerdo con la especialista de la UNAM, Louise Noelle, tuvo problemas desde el principio: por ausencia de recursos, no pudo ser Mérida quien se encargará de la colocación del mural y el arquitecto Mario Pani, debió encargar a los peones la colocación de la obra, con la autorización del artista, quien no cobró un solo centavo por el diseño.

La construcción de la torre se comenzó a planear en 1957 y en su momento fue la segunda más alta del país, en la línea del funcionalismo, que integraba la arquitectura con la obra mural. 

Navas dice que "se debe poner un hasta aquí porque así como van las cosas, todo se va a la basura. El mural ya está en un grave riesgo de caerse". Por lo pronto, planea llamar la atención de las autoridades difundiendo en redes sociales, el estado en que se encuentra el mural. Después, tratará de seguir los trámites para concretar la fundación y elaborar una catálogo razonado de la obra de Mérida.

Hasta el cierre de esta edición, el INBAL no respondió a El Heraldo de México si existe un proyecto para rescatar la obra. 

Por Luis Carlos Sánchez

maaz

 


Compartir