Esta es la historia del MURAL EFÍMERO, ícono del Movimiento Estudiantil de 1968: FOTOS

Hacia finales de agosto de 1968, Ciudad Universitaria se convirtió en el hogar del Movimiento Estudiantil

Esta es la historia del MURAL EFÍMERO, ícono del Movimiento Estudiantil de 1968: FOTOS
El mural se erigió en la explanada central de CU. Foto: Especial.

Hacia finales de agosto de 1968, Ciudad Universitaria se convirtió en el hogar del Movimiento Estudiantil.

Diversos grupos de artistas plásticos, encabezados por José Luis Cuevas, aprovecharon las láminas que cubrían la estatua de Miguel Alemán (destruida por los estudiantes) para crear un mural efímero que consistía en pintar distintas obras cada día.

Además, se realizaban festivales culturales donde se interpretaban canciones de la Guerra Civil Española y canciones mexicanas del Siglo XIX, en uno de los festivales participó el debutante Óscar Chávez.

Apoyo público a los estudiantes.
Fotos: Especial.

Intelectuales con los estudiantes

Asimismo, se creó una asociación de intelectuales, que era encabezaba por el escrito Juan Rulfo y el profesor Heberto Castillo.

El movimiento ideó un lenguaje sencillo para comunicar sus demandas que era el de acompañar las consignas con dibujos en los volantes que se repartían en las brigadas y eran producidas por los mimeógrafos.

El Movimiento vivía su apogeo por lo que Luis Echeverría, entonces secretario de Gobernación, ofreció diálogo público a los estudiantes. Sin embargo, todavía faltaba por venir el punto álgido del levantamiento de los estudiantes, mismo que ser vería finalizado de manera trágica el 2 de octubre en Tlatelolco.

Apoyo público a los estudiantes.
Foto: Especial.

Por RODRIGO CASTILLO.

Descubre qué leer en El Podcast Literario


Compartir