ONU

Benito Juárez llega a la ONU con un lienzo del artista oaxaqueño Amador Montes

El artista oaxaqueño elaboró un lienzo sobre el Benemérito de las Américas para la sede de la ONU en Nueva York

CULTURA

·
El artista oaxaqueño elaboró un lienzo sobre el Benemérito de las Américas para la sede de la ONU en Nueva York. Arte: Ana Navarro

Como mexicano, y más aún como oaxaqueño, Amador Montes (1975) siempre vivió con la presencia constante de Benito Juárez: “Siempre fui de imágenes, me acuerdo mucho de los libros de texto, de los libros de historia y civismo, esas materias de ciencias sociales donde veía mucho su imagen”, cuenta. Seguía siendo niño y conoció la Sierra de Juárez.

 “Y ves el lago, donde nació, donde creció, con Juárez tienes un regreso muy inmediato a cuando eras niño, de ese serrano que tenía la música, como muchos de mis paisanos, por dentro, muy estudioso; aquí está en las calles, yo tengo mi taller (La pajarera) a la vuelta de donde él llegó a vivir aquí en Oaxaca, es una figura muy cercana”, agrega.

Por eso, cuando el gobierno de Oaxaca le propuso hacer un cuadro con el Benemérito de las Américas como tema central, no tuvo problema. Con la pieza cumplió además un sueño: dejar de manera permanente su obra en la colección de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en su sede de Nueva York, junto a la obra de otros mexicanos como Rufino Tamayo o Manuel Felguérez.

“Benito Juárez”, el lienzo de gran formato pintado por Montes, fue recibido en la ONU por el embajador Juan Ramón de la Fuente a principios de noviembre, coincidiendo con la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador para presidir la sesión del Consejo de Seguridad. “Para mí, como artista, me representa una cosa maravillosa”, dice.

El cuadro del oaxaqueño incluye la célebre frase, en español, “Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”, que también aparece, sobre listones, en el resto de los idiomas oficiales de la ONU. Sobre una silla se sostiene un cuadro oval con el retrato de Juárez y su esposa, Margarita Maza; tazas, letras y muchas, muchas aves, completan la composición.

Para Montes se trata de un símbolo de libertad: “Afortunadamente tuve mucha independencia creativa de poder plasmar casi mi iconografía completa: los pájaros, la cromática que yo regularmente manejo de la tierra y de los colores muy míos, las sillas que siempre pinto, fue como ir mezclando la libertad de los pájaros, con el legado, con la cromática de la tierra y de colores muy míos, todo fue libertad, ser libre”.

HA DICHO

"Los pájaros pueden vivir muchos en una sola rama y me preguntaba como el respeto entre cada uno les permite vivir bien, y a veces los seres humanos no lo podemos hacer".  - Amador Montes, Artista

A DETALLE

  • Para el próximo año, Amador Montes montará una exposición en Sevilla
  • También prepara un libro sobre la obra que ha desarrollado en los último años
  • Su obra está en colecciones de Alemania, Italia, Canadá, Corea y EU.

MAAZ