Estas son las coronas más famosas de INGLATERRA; una fue la favorita de Lady Di

Hablar de ellas es hablar de constantes escándalos, pero también de mucha tradición

Estas son las coronas más famosas de INGLATERRA; una fue la favorita de Lady Di
La tiara llegó a Lady Di como préstamo y regalo de bodas en 1981 de parte de la Reina Isabel. Foto: Especial

Bien dicen que la corona no es sólo para lucirla, es para sentir en carne propia lo que el poder de dirigir al pueblo y la religión traen consigo para los monarcas. Pues cada una de sus joyas es una responsabilidad con la que la reina o rey deben de cargar en su cabeza, por eso, cada una de ellas guardan gran historia y significado. 

Las joyas de la Corona británica son una serie de joyas, insignias y elementos pertenecientes a la Casa Real Británica. Hablar de ellas es hablar de constantes escándalos, pero también de mucha tradición. Entre las joyas más importantes, se encuentran  sin duda alguna, las tiaras, coronas y diademas confeccionadas con el mayor de los detalles para las diferentes reinas inglesas y claro, su descendencia. 

La parte más importante de la colección es empleada en la ceremonia de la coronación y otros actos oficiales. Se custodia en la Torre de Londres. Es considerada la colección de joyas más valiosa del mundo. Por eso, aquí te mostramos algunas de las coronas más famosas para la familia Real, para que The Crown no te agarre desprevenida.

1- La diadema de Estado

La Diadema del Estado de Jorge IV fue realizada en 1820 para que este monarca la luciese durante su traslado a la Abadía de Westminster antes de ser coronado. Tiempo después fue utilizada también por la reina Victoria  y actualmente la  Reina Isabel II la emplea durante la apertura del parlamento. 

 En realidad se trata de una corona abierta de diamantes. Está adornada con ocho florones, cuatro con forma de cruz patada y otros cuatro formados por los emblemas vegetales de los territorios que integran el Reino Unido: la rosa heráldica por Inglaterra, el cardo por Escocia y el trébol por Irlanda.

 En realidad se trata de una corona abierta de diamantes. Foto: Especial

2- Corona Pequeña de la Reina Victoria

Se trata de una corona de tamaño muy pequeño, nueve centímetros de ancho y diez de alto, realizada con aproximadamente 1300 diamantes. Fue encargada por la reina Victoria en 1870 al resultarle la Corona del Estado Imperial muy pesada e incómoda. Está decorada con ocho florones con forma cruz patada y flores de lis, que se alternan, y está cerrada con cuatro diademas rematadas con un orbe cruzado situado encima. En el cuento de Alicia en el País de las Maravillas sale una versión caricaturizada de ella y también en la película del mismo cuento dirigida por Tim Burton.

En el cuento de Alicia en el País de las Maravillas sale una versión caricaturizada de ella. Foto: Especial

3- Corona de San Eduardo

La corona de San Eduardo es la pieza más importante de las joyas de la corona británica. Es empleada para coronar a los monarcas del Reino Unido. Fue elaborada para la coronación del rey Carlos II. Muy probablemente en esa se basaron para crear la corona de Ratigan, en la película Policías y Ratones, una adaptación de una de las aventuras de Sherlock Holmes, donde el objetivo del villano era destronar a la reina. 

Es empleada para coronar a los monarcas del Reino Unido. Foto: Especial

 

4-Corona de la Reina Isabel

La Corona de la reina Isabel fue realizada con motivo de la coronación de su esposo Jorge VI en 1937, es la única de toda la colección que está realizada con platino. Sigue el diseño de la Coronas de San Eduardo y del Estado Imperial (con florones con forma de cruz patada y flor de lis, cerrada con cuatro diademas y rematada con un orbe cruzado). En 1953 la reina Isabel lució esta corona sin diademas durante la ceremonia de coronación de su hija Isabel II ya que es posible desmontarlas fácilmente.

Es la única de toda la colección que está realizada con platino. Foto: Especial

5- Tiara Lover Knot

Es una hermosa corona con 19 diamantes y perlas colgantes, que cuenta la historia, fue diseñada para la Reina María en  1914 y ha sido heredada de generación en generación.  La tiara llegó a Lady Di como préstamo y regalo de bodas en 1981 de parte de la Reina Isabel y pese a que es muy pesada e incómoda, se sabe que siempre fue uno de los objetos favoritos de la Princesa de Gales. Luego de su divorcio con el Príncipe Carlos, y aunque Lady Di tuvo derecho a quedarse con todas sus joyas, hubo una prenda en particular que sí debió regresar y era dicha tiara, pero no lo hizo.  

La corona de perlas duró guardada bajo llave en el Palacio de Buckingham por muchos años. Foto: Especial

La corona de perlas duró guardada bajo llave en el Palacio de Buckingham por muchos años hasta que se volvió a ver en público en el 2015, cuando la Duquesa de Cambridge la usó en un evento del palacio. Al ser actualmente la futura reina, Kate Middelton es la actual dueña de la famosa tiara Lover Knot.

 

Las mejores recomendaciones de libros están en El Podcast Literario, ¡no te las pierdas!


Compartir