12 de octubre: Cristóbal Colón salvó su vida gracias a un eclipse; así engañó a los indígenas

Se cumplen 528 años del descubrimiento de América realizado por Cristóbal Colón; conoce las habilidades que tenía en astronomía, mismas que le salvaron la vida

12 de octubre: Cristóbal Colón salvó su vida gracias a un eclipse; así engañó a los indígenas
Salvó su vida gracias a un eclipse. FOTO: ESPECIAL

No hay certezas sobre la vida de Cristóbal Colón, es tan poca la información sobre él que diversos científicos de todo el mundo se han unido en el estudio  de pruebas de ADN para conocer más sobre el descubridor de América, quien el 12 de octubre de hace 528 años llegó por primera vez al continente. 

 

Lo que se sabe bien, gracias a los estudios de varios historiadores y a las memorias de Diego Méndez, uno de sus colaboradores, es que era un astrónomo nato. 

 

Sus conocimientos sobre los astros y sus habilidades lo llevaron en varias ocasiones a salvar su vida, así ocurrió en 1504 cuando quedó varado en Jamaica y estuvo a punto de morir. 

 

Salvó su vida gracias a la astronomía 

 

luna de sangre
Imagen de un eclipse lunar. FOTO: PIXABAY

 

Colón era un maestro del engaño y aprovechaba sus conocimientos para mostrar poder ante los demás, y así lo hizo sobre los nativos de la isla de Santiago, nombre que le puso a Jamaica, para que le brindaran comida y refugio cuando sus naves quedaron varadas y esperaban ser rescatados. 

 

Aunque durante meses la relación de Cristóbal Colón, sus navegantes y los nativos de Jamaica, fue buena, las cosas se deterioraron con el paso de los meses, pues estaban invadiendo su territorio y las hostilidades crecían entre ellos. 

 

Así que el líder de la exploración, debía hacer algo para sobrevivir, por lo que sacó ventaja de sus conocimientos de astronomía para atemorizar a los indigenas con un eclipse. 

 

Colón sabía que el 29 de febrero de 1504 habría un eclipse lunar que teñiría de rojo ese astro, situación que podría aprovechar a su favor, pues la “Luna de Sangre” causaba temor a los nativos. 

 

Así que sin dudarlo, Colon mandó llamar a los caciques de Jamaica a quienes reclamó por no llevarles comida como lo solían hacer, por lo que los “amenazó” diciendo que él había llegado a esa isla enviado por Dios, quien estaba molesto con ellos por no darles alimentos. 

 

Les hizo creer que Dios les mostraría su enfado esa noche, del 29 de febrero, con señales desde el cielo, que se pondría oscuro en su totalidad y como los indígenas desconocían esos datos, lo creyeron, se fueron asustados y prometieron darle de comer.

 

 

Colón se guiaba con los astros

Imagen del almanaque regiomontano que muestra el eclipse de 1504.
Imagen del almanaque regiomontano que muestra el eclipse de 1504.

 

Diversos historiadores han dejado testimonio de la afición de Colón por la astronomía, le fascinaba el mundo de los astros y tenía gran conocimiento al respecto, por eso, en parte era buen navegante. 

 

Conocía el cielo y dicen que en sus viajes llevaba un calendario de eclipses que fue creado por el matemático y astrónomo alemán Johann Müller. 

 

Ese almanaque se conoce popularmente como “regiomontano” y no porque sea de Monterrey, Nuevo León, sino porque la traducción del lugar de origen del científico alemán es Königsber, que significa montaña regia. 

 

Colón, usaba mucho los almanaques, pues le servía conocer los fenómenos astronómicos para orientarse y con base en los astros realizaba sus cálculos marinos.

 

Todos los detalles del cuarto y último viaje de Colón a América quedaron plasmados en el libro “Colección de los viajes y descubrimientos que hicieron por mar los españoles desde finales del sigo XV”. 

Descubre qué leer en El Podcast Literario


Compartir