PANORAMA MODA

Duelo fashionista en el reality "Making the Cut"

Al unir sus talentos, Harlow y Scott dan herramientas a talentos emeregentes como jueces de "Making the Cut"

Foto: CORTESÍA Amazon Prime Video
Escrito en TENDENCIAS el

Winnie Harlow y Jeremy Scott incursionan en la televisión de la mano de Heidi Klum y Amazon Prime Video, para participar como jueces en el reality "Making the Cut". Ellos nos platican sobre el nuevo reto.

¿Cómo sufrió la moda durante la pandemia?

Una de las grandes formas en que la he visto sufrir es, obviamente, no poder tener desfiles durante mucho tiempo, y ese es el pináculo, quiero decir, para eso es en lo que todo el mundo está trabajando, la semana de la moda. Eso definitivamente puso un freno a la industria, ¡pero volveremos!

¿Crees que Making the Cut, ayudará a reactivarla?

No es que vaya a volver a funcionar, la moda estaba antes de la pandemia, y creo que esta nueva temporada es una adición asombrosa.

¿Cuál fue la decisión más difícil que tomaste durante esta temporada?

Quién iba a ser el ganador: los tres primeros fueron los mejores, en mi opinión, así que esa fue la decisión más difícil para mí. Y fueron todos mis favoritos de la temporada. ¡No puedo creer que mis tres favoritos lo hayan logrado!

¿Cuál crees que es tu mayor valor para la competencia?

Puedo ver la ropa pasar por la pasarela con una visión diferente. Los veo como modelos haciendo mi trabajo, y viendo cómo les queda la ropa y cómo pueden caminar o lo que sea.

¿Cuál fue tu pieza preferida durante esta temporada?

El look denim de Andrea, fue mi favorito.

Jeremy Scott

¿Qué tan difícil fue grabar durante la pandemia?

Fue retador y debíamos seguir todos los protocolos para el COVID-19, pero creo que aun así logramos hacer un show muy mágico y con una producción increíble. Aunque no pudimos viajar por todo el mundo, aun así conseguimos obtener una asombrosa variedad de locaciones, ideas y lugares para realizar los desfiles de modas, todo dentro de nuestro recinto.

¿Cuál fue la decisión más difícil que tuviste que tomar?

Eliminar a alguien que quieres. Terminas queriéndolos e involucrándote con quiénes son, tanto como personas como con su arte, pero si al final no están logrando cumplir con los desafíos y alguien más sí, hay que eliminar a alguien. No quiero destruir sus sueños y quiero que triunfen, pero al final sigue siendo una competencia.

¿Crees que Making the Cut ayuda a dar a conocer nuevos talentos?

Definitivamente sí, ahora más que nunca. Ahorita la gente no está saliendo como antes y  que esté en una plataforma global permite que la esté viendo y se enamoren de los diseñadores. De verdad creo que es una oportunidad increíble y estoy muy emocionado por cada uno de ellos y que el mundo los pueda conocer. 

¿Cuál fue tu pieza favorita de la temporada?

Creo que revelaría demasiado, pero lo que te puedo decir es que me quedé asombrado por las ideas tan ingeniosas e increíbles que vi. Me sentí motivado al saber que hay una generación de jóvenes que están cumpliendo con los desafíos y de una manera inspiradora.

¿Cómo fue grabar con un cast tan espectacular?

Fue magnífico, de verdad me preocupa el lastimar los sentimientos y sueños de alguien, pero me di cuenta que tenía que ser muy honesto y ese iba a ser el mejor regalo que les podía dar. Decirles la verdad y poderles brindar las herramientas necesarias, no sólo para los desafíos y la competencia, sino también para la vida, para la carrera que quieren lograr; en la cual yo ya llevo 25 años. Lo mejor que puedo hacer es darles los mejores consejos y la cruda verdad. 

No podían viajar por el mundo, pero el mundo fue a ustedes. ¿Crees que es una buena plataforma para que se dé a conocer a nuevos diseñadores que de otra forma no hubieran tenido oportunidad?

Por supuesto, y no sólo porque lo pueden ver, sino porque al ser Amazon también lo pueden comprar. Esta es la única plataforma que hace que esto sea posible, el poder comprar un diseño de la pasarela en cuanto termina el show y ser parte del mismo. Esto permite realmente apoyar al diseñador que te gustó.

Por  Begoña Cosío

PAL