PERROS VIRALES

Perrita vuele a su casa luego de haberse perdido durante ¡casi 11 años!; esta es su historia

Pasaron 10 los con 7 meses para que Sarah pudiera volver a su perrita Crumpet.

Es una historia con final feliz. Foto: Especial.
Escrito en TENDENCIAS el

El temor de muchas personas es perder a su mascota y nunca más volverla a ver, por lo que cuando se llegan a extraviar hacen hasta lo imposible para volver a tenerlos consigo. La de Sarah Covell y su familia es una historia que se ha vuelto viral y enternece a todo el que la conoce, porque luego de 10 años y 7 meses buscando a su perrita Crumpet ¡por fin la encontraron!  

Según cuenta la familia, originaria de Inglaterra, la perrita se perdió mientras jugaba con otro can en un jardín; cuando Sarah se percató de que no estaba, la buscó por todas partes pero no dio con ella; su corazón estaba roto, pues tenía únicamente tres meses de haberla adoptado. Aún así, emprendió una enorme campaña para dar con ella; incluso ofrecieron 8 mil 254 pesos de recompensa si alguien la entregaba.  

Era muy pequeña cuando se perdió. Foto: Especial.

¿Cómo es que Sarah encontró a su perrita?

La familia de la perrita le había colocado un chip en su collar, pero no arrojó ningún resultado. Con el tiempo, los dueños de Crumpet se resignaron y dieron por terminada la búsqueda de su perrita, pero el pasado 12 de junio recibieron una llamada que les cambió la vida. Se trataba de un veterinario, quien les dijo que al parecer habían encontrado a su perrita cerca de un campo de golf, algo que la familia no creyó al principio, pero acudieron para no quedarse con la duda.

"Ni siquiera sabíamos si la reconoceríamos, sabiendo que habían pasado casi 11 años. Obviamente, tan pronto como la vimos cuando llegamos nosotros, allí estaba moviendo y moviendo la cola.  Dijimos '¡Oh, sí! ¡Definitivamente es ella!', pero claramente se ve muy diferente a cuando era una cachorrita", declaró Sarah a medios locales.

Ella y su dueña están muy contentas. Foto: Especial.

Luego de someter a Crumpet a una revisión médica se dieron cuenta que ya había tenido cachorros y que probablemente alguien la había adoptado cuando desapareció, pero que tal vez ahora que es una adulta decidieron abandonarla o se volvió a perder. Por desgracia tenía una infección grave en los oídos que la dejó sorda.

Sin embargo, ahora tiene un hogar de nuevo y mucho cariño. Luce feliz de estar con su dueña y su familia trata de consentirla todo lo que pueden para que se le olviden los malos ratos que pasó mientras estaba sola en la calle.

msb