No sólo por coronavirus; los festejos de Navidad ya han estado prohibidos antes

Los festejos decembrinos han sido cancelados en algunas ocasiones, aunque las personas siempre han buscado la manera de llevarlos a cabo

No sólo por coronavirus; los festejos de Navidad ya han estado prohibidos antes
RESURGE. No ha habido evento que haya podido de manera definitiva la Navidad

Aunque para muchos significa comer sin control y para algunos más recibir regalos de Santa Claus, la Navidad es una fecha en la que la Iglesia Católica ha determinado la fecha para celebrar a Cristo

Los 25 de diciembre las familias suelen reunirse y convivir para celebrar el nacimiento de Jesús; sin embargo, en algunas ocasiones esta festividad ha tratado de ser sacada del inconsciente colectivo

La primera de ellas ocurrió durante el siglo XVI, tras la aparición de la Reforma protestante, un movimiento religioso que buscaba acabar con los vicios como la venta de indulgencias a los que se había sumido la iglesia

Dentro de la crítica que hacían algunos de los que creían en esta postura iniciada en Alemania por el religioso Martín Lutero, estaba la negativa a reconocer a Cristo como el hijo De Dios. 

Esta facción desconocía al Papa y buscaba que se regresara a las creencias que se habían establecido en el cristianismo primitivo. Esta postura fue apreciada por reyes como Carlos I, lo cual  llevó a que en 1647 en Inglaterra se prohibieran los festejos relacionados con el nacimiento del profeta

Esto no fue recibido de manera tranquila por los ciudadanos, quienes se opusieron a que se les impusiera una manera de pensar que no compartían. 

Especialmente en la ciudad de Cantenbury, las personas decoraban las puertas de sus hogares en desafío a la autoridad. Esto duró hasta 1660, cuando la Restauración inglesa restableció la monarquía en el país; sin embargo, algunos miembros de los opositores a estas costumbres se negaron a seguir con la tradición. 

En Estados Unidos también pasó

Los puritanos que llegaron a Estados Unidos entre 1620 y 1635 creían que la celebración de la Navidad no era parte del designio de Dios, por lo que decidieron prohibirla. 

El motivo de esto es que se consideraba que la celebración se hacía en la misma fecha que Saturnalia, una festividad de los paganos en los que celebraban a sus deidades y al solsticio de invierno.

Algunos residentes de Virginia y Nueva York se negaron a acatar las reglas y se dedicaban a conmemorar el nacimiento de Cristo; sin embargo, no fue hasta 1907 que se eliminó esta limitante en contra de la población. 

Sin embargo, tras la Revolución de las 13 colonias que culminó con la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos, en 1776, esta conmemoración fue mal vista por muchos habitantes del país, quienes la consideraron una fiesta inglesa. 

Hasta en México

El gobierno de México intentó eliminar la imagen de Santa Claus a fin de instaurar un día en el que se celebrara al dios prehispánico Quetzalcóatl

Fue el 23 de noviembre de 1930 cuando se dio a conocer en diarios nacionales que la administración de Pascual Ortiz Rubio había decidido esto para mejorar la identidad nacional.

El objetivo de esto era que los niños tuvieran un genuino amor por los símbolos patrios y por la cultura de su país. Durante los años anteriores, el gobierno había buscado establecer esto por medio de los símbolos prehispánicos como el maíz, el chile y la figura del dios mesoamericano. 

Aunque se llevó a cabo un festival en el que se construyó una pirámide, se regalaron obsequios y se dieron dulces a los niños, esta festividad no fue seguida por la población, la cual consideraba que ponía en duda la existencia de Cristo, a quien prefirieron seguir adorando los 25 de diciembre.

Navidad limitada

Actualmente, la pandemia de coronavirus que azota al mundo ha ocasionado que se hayan prohibido las reuniones familiares en varias partes del mundo. 

Algunas naciones han optado por cerrar los comercios no esenciales, emitir acciones judiciales e inclusive poner multas a las personas que buscan convivir en reuniones. La recomendación para este año es que no se cancele el festejo, sino que se haga con responsabilidad y además se hagan de manera remota en medida de lo posible.


Compartir