Piensa Joven: Migrantes contra Covid-19, contradicciones y posibilidades

Los migrantes ya no son mal vistos en estos tiempos de pandemia, pero no tienen un panorama alentador durante esta crisis de salud y económica.

Piensa Joven: Migrantes contra Covid-19, contradicciones y posibilidades
Las necesidades de los migrantes quedan fuera en esta crisis. FOTO: CUARTOSCURO

La situación de los migrantes ante la pandemia del Covid-19, presenta retos enormes tanto a los gobiernos, como a ellos mismos. De acuerdo con el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los trabajadores migrantes son particularmente vulnerables al impacto de la crisis del Covid-19, debido a que estos verán limitada su capacidad de acceder a sus lugares de trabajo en los países de destino y regresar a sus familias.

Asimismo, la protección al empleo o la seguridad social para los migrantes no es una garantía, por lo que aumenta el riesgo de los migrantes en los países de destino. Por lo que la OIT hace un llamado a los gobierno y empleadores a ayudarlos en esta coyuntura mundial, permitiéndoles extender sus permisos de trabajo y conservar sus empleos. Si bien, el panorama no es alentador, el reto que enfrentarán estos actores esta lejos de ser un camino fácil.  

 

Los trabajadores migrantes en Estados Unidos

Al mismo tiempo la pandemia del Covid-19 ha subrayado la importancia de los trabajadores migrantes en el mercado estadounidense, generando un punto de controversia ante el discurso y política de Donald Trump que se jacta de ser un discurso antinmigrante.

El mismo presidente Trump ha resaltado la importancia de los migrantes, respecto a su papel activo en la economía y destacando el actuar de los migrantes especializados en el área de salud (médicos y enfermeras principalmente) y aseguro que los empleos de recolección de cosecha son esenciales durante esta crisis, ya que brindarán el abastecimiento de comida a las grandes ciudades estadounidenses.

Una de las grandes contradicciones del presidente es que, hace un llamado a los migrantes para acercarse a sus consulados, para acelerar el trámite de sus visados, discurso que hasta hace un par de meses era impensable con la política migratoria restrictiva por parte del gobierno estadounidense.

Si bien, el discurso político que se ofrece en el mundo dista ser apegado a las necesidades de los migrantes, donde una proporción importante se han quedado sin empleo y las leyes de distintos países son claras, no pueden permanecer estando desempleados más de tres meses. Lo que deja en un futuro incierto a los migrantes y a sus familias, tanto en su país de origen como en el país de acogida, si bien la política migratoria de algunos países se relajo, no deja de ser una preocupación para los migrantes y sus familias.

Varios gobiernos alrededor del mundo han puesto en marcha políticas económicas contracíclica, que tiene el propósito de estabilizar el ciclo económico. Un claro ejemplo son los gobiernos locales en EU, quienes entregaron a sus ciudadanos un apoyo económico durante los primeros meses de la pandemia, pero esta ayuda no fue distribuida para aquellos migrantes ilegales, que de acuerdo con el Pew Research Center para 2017, el 23% de los migrantes en EU eran “no legales”, situación que afecta directamente a este subgrupo de migrantes.  

Esta crisis de salud y posteriormente económica ha logrado evidenciar la gran desigualdad que existe entre los migrantes y el resto de la población tanto en EUA, como en el mundo. Si bien, esta crisis no solo ha afectado a EU, los efectos en los migrantes y sus familias son más notorios en este país por la cantidad de migrantes que posee.  

Flores Nieves, David

Twitter: @davidpjmp

Maestrando de Economía, UNAM


Compartir