¿Esto es MODA? Medias rotas, overoles manchados y otras prendas CARÍSIMAS: FOTOS

En la moda siempre se rompen esquemas, pero hay claros ejemplos de apropiación cultural y de creación de prendas “comunes” que hacen pasar por “alta costura” con precios elevados

¿Esto es MODA? Medias rotas, overoles manchados y otras prendas CARÍSIMAS: FOTOS
Las grandes marcas han jugado con el gusto del consumidor a grado tal de venderles cualquier idea sobre un producto. FOTO: Twitter

La moda es otra de las facetas en donde el arte es llevado a su máximo esplendor, aunque no siempre con los resultados esperados; la sociedad ha sido testigo de momentos en que reconocidos diseñadores o grandes marcas de la moda se apropian de diseños o fabrican prendas con ideas absurdas y las venden a precios elevados a los consumidores.

En algunos casos los mismos consumidores adquieren estos productos por el nombre del diseñador, la casa de moda o por la imagen “innovadora” que comercializan de los artículos, pero para el resto de las personas puede parecer además de un precio absurdo o exhorbitante un diseño feo, anticuado o adquiridos de otras culturas.

Son diversos los ejemplos que se han visto en años recientes y pese a las críticas e incluso burlas de los usuarios en redes sociales, esta tendencia parece no terminar, por lo que seguramente seguiremos viendo ejemplos de artículos que no merecerían estar en el clóset de nadie y sí en una lista de prendas que han roto esquemas por lo poco agradable de sus diseños o por replicar las ideas que ciertas comunidades han utilizado desde hace siglos. 

Pocas son las marcas de moda que no han caído en alguno de estos absurdos episodios, aunque ciertamente el enfoque que la prensa les da a estas prendas, al convertirse en tendencia en las redes, repercute de manera satisfactoria en la exposición de su producto, y en un mayor alcance en sus ventas

Diseños que generaron controversia

Michael Kors, Gucci, o Bottega Veneta son solo algunas de las grandes marcas que nos han dejado ejemplos de costosas prendas o accesorios, con diseños divertidos, absurdos, feos o simplemente costosos, pero al parecer se ha convertido en algo cotidiano en la gran industria de la moda. Aquí algunos ejemplos:

Hace unos meses la marca Zara lanzó al mercado una bolsa para el mandado muy parecida a las que desde hace años se utilizan en México, y las cuales se pueden conseguir en 100 pesos o menos en mercados o tiendas de jarciaría de cualquier ciudad o comunidad. El precio asignado por Zara fue el equivalente a 650 pesos mexicanos. 

Muchos recuerdan el momento en que Gucci sacó al mercado unos tenis presuntamente coló tierra, pero en realidad nunca fueron blancos ya que su apariencia era de estar sucios o de haber sido usados. A primera vista parecían desgastados, percudidos y lucían viejos, pero salieron a la venta como un artículo de moda cuyo costo llegó a los 16 mil pesos mexicanos.

Recientemente la casa de modas Gucci lazó al mercado unas medias para dama en tonos oscuros, cuyo peculiar diseño es que la prenda está rota, tal como suelen desecharse al final de su vida sutil. Con un precio de 160 euros (algo más de cuatro mil pesos mexicanos) fueron presentadas como lo último en tendencias para accesorios de dama. 

Gucci también sacó al mercado un overol de mezclilla, tal como los utilizaban antes los trabajadores del campo. La prenda de diseñador presentaba unas manchas verdes, con lo que pretendía relacionarla con su apariencia tras una intensa labor en el campo. ¿Su costo? Más de 30 mil pesos.

El diseñador estadounidense Michael Kors tampoco se quedó con las ganas de implicarse en absurdos y costosos diseños y decidió sacar a la venta sudaderas “tipo jerga”, las cuales por años han sido muy comunes en los mercados y tianguis de nuestro país. La pieza alcanzó un precio de casi 20 mil pesos.

Bottega Veneta fabricó un bolso de piel que al portarlo semejaba las bolsas de jareta color negras, que comúnmente se utilizan para tirar basura. Por este capricho mucha mujeres llegaron a pagar 42 mil pesos.

El diseñador español Balenciaga también “innovó” al lanzar al mercado un modelo casi idéntico a la bolsa de compras de la marca IKEA. Aquí el ejemplo del peculiar bolso copiado casi al cien de otro ya existente. 

 


Compartir