Triplete heroico

A sus 80 años de edad, Steve Montelongo ha salvado la vida de tres personas, la última ocasión, lo logró la semana pasada

Triplete heroico
DECIDIDO. Previo al rescate, su nieta lo miró desconcertada y Steve le dijo a manera de broma: “soy un héroe, ¿no sabías?”. Foto: Especial

Para el heroísmo no hay límite de edad, ni se necesita una identidad secreta o tener súper poderes. A sus 80 años de edad, Steve Montelongo demostró que su valentía y su deseo de ayudar al prójimo son inagotables y que siempre que se le dé la oportunidad, arriesgará su vida por salvar la de alguien más.

Pasaban de las 10:00 de la mañana cuando Steve Montelongo recogía a su nieta del dentista. Viajaban de regreso a casa, cuando el semáforo les marcó el alto y fue ella quien muy preocupada alertó al hombre. “¡Ay Dios mío, un carro se fue al canal abuelito!”, dijo asustada.

Steve orilló el auto y corrió hacia las orillas del canal, donde más de 20 personas atestiguaban también la compleja escena: un auto azul cayó al agua y el conductor estaba inconsciente; al parecer, el hombre de 62 años de edad que conducía el coche tuvo un incidente médico que lo dejó inconsciente y así cayó al agua, con un peligro inminente de hundirse y morir en el lugar, por lo que Montelongo no dudó en lanzarse al agua.

DURO. Héroe y víctima son población vulnerable por su edad, pero juntos lucharon por
sobrevivir. Foto: Especial

“Lo primero que pensé fue: ‘espero que una de las puertas esté abierta’ y ¡sí! Por fortuna la puerta de atrás sí lo estaba, así que abrí esa puerta, pero al hacerlo, la fuerza de la corriente de aire que había dentro del coche me empujó muy fuerte, me caí de espaldas contra el coche, traté de recuperar el equilibrio pero siempre con la vista puesta en el hombre, asegurándome de dónde se encontraba para poderlo sujetar”, narró el fuerte hombre de ascendencia mexicana, quien radica en Modesto, California, en Estados Unidos.

Mientras los testigos en la orilla veían cómo el auto avanzaba y se hundía con los dos hombres mayores de edad dentro, Steve solo pensaba en una cosa: la camiseta de la víctima de aquel desastre. “No tenía otra forma de alcanzarlo así que literalmente lo jalé de la camiseta y mientras lo hacía de verdad que rezaba porque no se rompiera la ropa y pudiera salvarlo”, agregó el hombre, quien está retirado desde el otoño de 2019.

Tan pronto lograron salir del auto y después del canal, ya los esperaba a ambos un equipo de paramédicos para darles atención clínica a los dos hombres que sobrevivieron a la complicada situación.

Pero esta no es la primera vez que Montelongo salva la vida de un extraño. En la década de los 80 ya había estado en el lugar y momento precisos. “Aquella ocasión iba hacia mi casa y escuché una explosión tan fuerte que corrió a ver qué pasaba, de hecho pensé que había pasado algo en mi casa, pero no, era la de mis vecinos. Corrí hacia el incendio, mi hijo trataba de entrar por la puerta y como no podía le pedí que me diera permiso de tirarla”, recordó el valiente y asertivo hombre, quien llegó a una habitación y sacó inconsciente a una mujer pero luego regresó a las llamas a rescatar al hombre y logró salvar a ambos con vida.

A sus 80 años de edad, el señor Montelongo ha salvado la vida de tres personas, para demostrar que la mejor forma de allanar la preocupación es actuar a favor de quienes se encuentran en peligro.

 

 

 

Por Katya López Cedillo
 

 

 


Compartir