TELEGRAM

Con Pegasus espiaron a dueño de Telegram; éstas son las razones

El millonario ruso Pavel Durov podría haber sido víctima de una infiltración en uno de sus teléfonos móviles

El millonario ruso Pavel Durov podría haber sido víctima de Pegasus (Foto: Pixabay)
Escrito en TECNOLOGÍA el

Hace unos meses Telegram aumentó su popularidad sobre WhatsApp y alcanzó más de 500 millones de usuarios activos mensuales. Todo se debió a una polémica relacionada con las políticas de privacidad de la segunda aplicación.

La razón de su aceptación de Telegram fue su seguridad. De acuerdo con el sitio web de la app, esta utiliza un protocolo MTProto, “diseñado a partir de algoritmos probados a lo largo del tiempo para hacer que la seguridad sea compatible con la entrega de mensajes a alta velocidad y la fiabilidad en conexiones débiles”.

La página señala que, como muerta de confiabilidad, cualquiera puede revisar el código fuente, protocolo y API, “ver cómo todo trabaja y tomar una decisión informada”. Además, buscan expertos de seguridad externos para recibir consejos para mejorar y hasta ofrecen recompensas por las vulnerabilidades efectivas encontradas.

Curiosamente, el millonario ruso Pavel Durov, fundador de Telegram, podría haber sido víctima de una infiltración en uno de sus teléfonos móviles. Esto debido a una posible infección por el programa Pegasus, informó este miércoles el diario Le Monde.

¿Cómo fue la infiltración?

Un número de teléfono móvil de Durov fue incluido en la lista de objetivos del programa por cuenta de los servicios de seguridad de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), cuando se instaló en Dubai, en 2019.

Se trata de un número británico vinculado a una cuenta personal de Telegram a nombre de Durov, según la investigación de un grupo de medios internacionales sobre cómo una decena de países (entre ellos México, Marruecos, Arabia Saudí, India, Hungría o Kazajistán), usaron Pegasus (un programa de la tecnológica israelí NSO Group) para espiar a periodistas, activistas de derechos humanos u opositores.

Unos 50.000 números de teléfono fueron enviados por los distintos clientes para su posible seguimiento, aunque si realmente fueron infectados para extraer información de ellos no se puede saber hasta que el teléfono sea examinado por un experto, según los medios que desvelaron este uso de una tecnología supuestamente destinada a combatir el terrorismo y el crimen organizado.

Le Monde añade que Durov no ha respondido a las peticiones de comentarios o para verificar si el terminal fue efectivamente infectado por Pegasus, y precisa que la solicitud de inclusión de su número corresponde a cuando Telegram instaló su sede en Dubai.

Entre los afectados por el espionaje de sus teléfonos podría figurar el presidente francés, Emmanuel Macron, además de otros dirigentes internacionales, como el rey de Marruecos o el actual presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Con información de EFE.