TECNOLOGÍA

Éste es el primer parque infantil ecológico del mundo; purifica el aire con cultivos de microalgas | FOTOS

La empresa londinense de arquitectura ecoLogicStudio presentó la tecnología Airbubble para combatir la contaminación del aire y mitigar su efecto en la salud de los niños

El 93% de los niños respiran aire contaminado mientras juegan.Foto: ecoLogicStudio
Escrito en TECNOLOGÍA el

Ahora es posible que los niños cuiden el medio ambiente mientras juegan. La empresa londinense de arquitectura e innovación ecoLogicStudio presenta el primer parque infantil biotecnológico del mundo, el cual purifica el aire con cultivos de microalgas.

El medio designboom informó que Airbubble "responde a la realidad de nuestra atmósfera contaminada introduciendo un microclima purificado para el juego: una verdadera burbuja de aire limpio". 

La estructura está ubicada en un espacio público verde fuera del Centro de Ciencias Copérnico, en el centro de Varsovia, mismo que albergará una exposición que ilustra la innovación de diseño detrás del proyecto liderado por Claudia Pasquero y Marco Poletto.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación del aire es la mayor amenaza para la salud mundialmente. La organización "Otrivin respira limpio" asegura que el 93% de los niños del mundo respiran aire contaminado mientras juegan.

¿Cómo funciona?

Airbubble incorpora una nueva tecnología arquitectónica: una estructura de madera cilíndrica envuelta en una membrana de ETFE que protege 52 reactores de algas de vidrio, creando un invernadero urbano de algas. La membrana mencionada es una evolución del sistema de cortinas urbanas fotosintéticas presentado en Dublín en 2018 por ecoLogicStudio.

La tecnología photo.synthetica está destinada a la integración avanzada de la fotosíntesis en un espacio que alberga cuerdas, bombas de pie y esferas hinchables. 

Foto: ecoLogicStudio
Foto: ecoLogicStudio

El proceso de filtrado de la burbuja de aire alberga 52 grandes biorreactores en vidrio de borosilicato que contienen 520 litros de cultivos de algas verdes vivas de Chlorella sp que pueden filtrar un flujo de aire contaminado de 200 litros por minuto. Mientras que el medio líquido lava las partículas, las algas comen activamente las moléculas contaminantes, así como el dióxido de carbono, para luego liberar oxígeno limpio y fresco.

Foto: ecoLogicStudio

El sistema de monitoreo de burbujas de aire integra sensores de contaminación del aire urbano y está conectado a una plataforma de procesamiento de datos. 

Esta plataforma es capaz de comparar mediciones en tiempo real y resaltar el índice de calidad del aire para seis contaminantes centrales: partículas finas PM2.5 y PM10, ozono a nivel del suelo (O3), dióxido de nitrógeno (NO2), dióxido de azufre (SO2) y carbono monóxido (CO). La burbuja de aire es capaz de absorber el 97% del nitrógeno y el 75% del material particulado del aire.

Foto: ecoLogicStudio
Foto: ecoLogicStudio

¿Qué le depara a Airbubble?

En los próximos meses, Airbubble se convertirá en un laboratorio urbano único: un banco de pruebas de biotecnología aplicada para combatir la contaminación del aire y mitigar su efecto en la salud de los niños. 

Esta estructura puede funcionar como un patio de recreo o como un salón de clases al aire libre. Otra ventaja: el ruido blanco burbujeante del sistema de jardinería de algas enmascara el ruido urbano circundante para proporcionar una atmósfera relajante para quien ingrese en su interior.

Con información de Designboom

nvg