ALHAJERO

AMLO patea la relación con España

¿Quién estará influyendo en el Presidente para inducirlo a este tipo de declaraciones?, pregunta Muñoz Ledo

OPINIÓN

·
Martha Anaya / Alhajero / Opinión El Heraldo de MéxicoCréditos: Especial

Si en la torre de la Alameda por poco les da un infarto al escuchar al presidente López Obrador decir que había que “pausar” la relación con España y que sería mejor que “hasta nos tardáramos en normalizarla”; a los diplomáticos españoles los dejó patidifusos.

Desayunaba el embajador español en México, Juan López-Dóriga Pérez, con Porfirio Muñoz Ledo cuando esto ocurrió. La sorpresa era enorme. Las llamadas de Madrid no se hicieron esperar. Nadie entendía nada. Ni allá, ni acá. Mucho menos lo que había querido decir AMLO con “pausar” la relación. ¡A investigar de uno y otro lado! A revisar el contexto, la mañanera completa, los dichos del Presidente, el tono…; y a cruzar llamadas entre cancillerías.

Al final de cuentas, el jefe de la diplomacia española, José Manuel Albares llegaría a una conclusión: primero, que el gobierno español no hizo “nada que pudiera justificar una declaración de este tipo”; y que más bien parecían “declaraciones verbales súbitas” del mandatario mexicano.

Y como tampoco encontraban una traducción oficial al término “pausar” la relación, ni había ningún comunicado oficial del gobierno al respecto, el ministro de Asuntos Exteriores de España pidió preguntarle al presidente López Obrador “qué es lo que había querido decir con eso, y cuál es el tenor oficial que le da a esas declaraciones”.

Del lado mexicano, entre tanto, Muñoz Ledo se preguntó “quién estará influyendo en el Presidente” y “con qué propósito” para inducirlo a este tipo de declaraciones. Y advirtió: “En la vida internacional no se vale ser buscapleitos”.

El ex embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhan, escribiría en sus redes: “Por más que sea un distractor y el proverbial espejos y humo, ¡el vandalismo diplomático del Presidente es inaudito —vaya, trumpiano— y le está costando muy caro a #México en términos de reputación internacional e intereses de política exterior!” Desconcertado, el académico Agustín Basave, exembajador en Irlanda, preguntó a su vez al Presidente: “¿Está pidiendo que no se ratifique ni envíe al embajador al que Madrid ya dio su beneplácito? Porque supongo que no se refiere a romper relaciones, ¿o sí?”

Augusto Gómez Villanueva, exembajador en Italia y Nicaragua, señaló a su vez: “No se puede ejercer una política exterior con actitudes emocionales”.

¿Qué llevó al presidente a patear de tal manera la relación de México con España? Hipótesis hay varias. Algunas de ellas se escribieron y comentaron a lo largo del día. Van desde un “berrinche” hasta la posibilidad de ver venir demandas multimillonarias de las empresas españolas a las que trae entre ceja y ceja.

•••

GEMAS: Y ahora qué va a pasar con Quirino Ordaz, ¿seguirá el trámite en el Senado para que se vaya como embajador a España, o se dejará la representación a nivel de un encargado de negocios?

POR MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

PAL