SALTO CUÁNTICO

Ómicron en las aulas

La rapidez con que se propaga esta variante vaticina un fuerte golpe al interior de los salones de clase

OPINIÓN

·
Karina Álvarez / Salto Cuántico / Opinión El Heraldo de México

Tras las vacaciones de Navidad, las autoridades de salud y educativas españolas hicieron serios cambios a sus protocolos de actuación ante el covid-19 dentro de las escuelas, debido a que el aumento en los contagios y la llegada de Ómicron advierten que serán los centros educativos los más vulnerables ante esta nueva ola.

Consideran a los más pequeños de primaria y preescolar en quienes hay que poner mayor atención, sobre todo porque la vacunación a niños de 5 a 12 años en aquel país aún no concluye. Además, crearon sistemas de cuarentena grupal cuando más de 5 alumnos en un aula den positivo a coronavirus.

Y mientras eso ocurre en España, en México nuestras autoridades educativas han dejado en manos de los colegios ese tipo de responsabilidades, aunado a lo que hace unos días el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, anunció: No se vacunará a los menores de 15 años.

O sea que, por un lado, el gobierno federal insiste en volver a las clases presenciales, pero por el otro, el mismo gobierno federal no pretende vacunar a los niños, niñas y adolescentes (NNA), pues no lo ve necesario pese al ejemplo con el que inicié este texto.

Claro que la Secretaría de Educación Pública (SEP) publicó una serie de medidas para evitar contagios al interior de las aulas, en todo el mundo sus organismos encargados de la educación hicieron eso, pero poco se ha hablado de qué hacer en caso de que un niño salga positivo.

Te puede interesar: ¿Qué pasa en la UJAT?

La última vez que un estudiante resultó con COVID al inicio de este ciclo escolar en México, dejamos de enterarnos en el noveno caso y nunca más supimos de nada. Ahora es cada vez menor la cantidad de información que sabemos de lo que ocurre al interior de las escuelas y cómo se llevan los protocolos de cuidado, así como el trabajo de la SEP y la Secretaría de Salud en beneficio de la comunidad educativa.

Lo que este virus nos demuestra a cada instante es que no podemos confiarnos en que sólo con maestros y administrativos vacunados las aulas estarán protegidas.

La alerta mundial sobre los impactos que vienen para las comunidades educativas en todo el mundo está activada. No se trata de volver a confinar a nuestros NNA, sino de protegerlos al máximo para que puedan desarrollarse en este nuevo ambiente al que debemos adaptarnos lo más pronto posible.

Ómicron tiene una potencia de contagio de 26 personas por segundo. El 7 de enero, El Heraldo de México publicó: Las redes sanitarias nacionales reportaron a la OMS 2.29 millones de nuevos enfermos el 5 de enero. Lo que significa que cada minuto se contagian alrededor de mil 590 personas aproximadamente.

¿Qué está pasando con las autoridades de la SEP y Salud que cada día los vemos más dormidos ante estos hechos que macarán a las nuevas generaciones de por vida? Ojalá alguien responsa.

SINCRONÍA: Datos del estudio ERCE 2019 divulgado por UNESCO, y aplicado a 160 mil alumnos, revelan que en 16 países de AL, más del 40% de los estudiantes de tercer grado y más del 60% de los de sexto grado de primaria no alcanzan el nivel mínimo de competencias en lectura y matemática. Entre ellos están México, Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Costa Rica, entre otros. 

POR KARINA ÁLVAREZ
K.ALVAREZ.ROSAS@GMAIL.COM
@KAFARK84

SIGUE LEYENDO

Data Science y decisiones incluyentes

CAR