CONSUMMATUM EST

Griten, reclamen, exijan

Es necesario que exista una sociedad civil organizada para configurar contrapesos ciudadanos a cualquier exceso o abuso de sus gobernantes

OPINIÓN

·
Lorena Piñón Rivera / Consummatum est / Opinión El Heraldo de México

La democracia no es un tema que se agota en las urnas. Requiere de una permanente participación de los ciudadanos en los asuntos de interés comunitario y en los grandes temas que afectan tanto en sus entidades como a nivel nacional. Es verdad, somos una democracia representativa, en donde el voto popular define la integración de los ayuntamientos, legislaturas locales y el congreso federal; sin embargo, es necesario que exista una sociedad civil organizada para configurar contrapesos ciudadanos a cualquier exceso o abuso de sus gobernantes.

Los partidos políticos cumplen con un papel, ya sea de oposición o apoyo al gobernante en turno, fundamentados siempre tanto en los principios ideológicos que ponderan y en la proporcionalidad dictaminada por el mandato popular. El debate de la agenda nacional no debe estar reservada únicamente a los políticos, sino que debe estar enriquecida con voces provenientes desde la base social.

Un ejemplo claro de lo anteriormente expuesto es la ahora mundialmente reconocida como la “Ley Olimpia”, que surgió del activismo de una mujer que sufrió violencia digital, cuando una expareja expuso su intimidad en internet. Olimpia Coral Melo convocó a miles de mujeres en torno a su lucha y finalmente la fortaleza de sus demandas hizo posible que se consumaran una serie de reformas legislativas de carácter penal que tipifican el delito de violencia digital y sanciona con cárcel a todos los sujetos que violen la intimidad sexual de las personas a través de medios digitales, también conocida como ciberviolencia o violencia digital.

En ese mismo sentido hay muchos colectivos sociales que han exigido que se tenga garantizado el acceso de medicamentos para enfermedades graves. Ese reclamo popular se explica porque en 2018 el gasto en materia de salud representaba 8.8% del presupuesto. En este 2021, no obstante de que estamos padeciendo la peor crisis sanitaria, al gobierno le pareció que era una buena idea invertir ahora 8.6% en el sector salud, es decir que disminuyó cuando la lógica exigía un aumento significativo.

Los diputados federales debemos ocuparnos en asignar más recursos económicos para la compra de vacunas, medicamentos, equipo médico e infraestructura hospitalaria. Es claro que se debe promover un cambio significativo en el tema de la pandemia: La capacidad hospitalaria no se debe medir por “camas disponibles” sino por respiradores y personal capacitado para usarlo; la cama no rescata a nadie.

Además, los niños deben tener garantizado todo su esquema de vacunas y para muestra, en 2018 la vacuna contra la tuberculosis tenía una cobertura del 96% y con el inicio de la pandemia el porcentaje disminuyo a un 74%. Los diputados federales del PRI lucharemos por mayores recursos económicos para desarrollar sistemas universales de vacunación más eficientes, al tiempo de garantizar la dotación de medicamentos. Tenemos que hacer nuestro trabajo como legisladores, para que presupuestalmente esté asegurada la atención médica y medicamentos para el tratamiento de enfermedades crónico-degenerativas, enfermedades raras y tratamientos especializados como el cáncer.

Consummatum: Dos verdades latinoamericanas y del caribe contundentes e incontrovertibles: 1. Si faltaron más mujeres. 2. No hubo unidad.

POR LORENA PIÑÓN RIVERA
DIPUTADA FEDERAL Y SECRETARIA DE GESTIÓN SOCIAL DEL PRI
TW: @LORENAPIGNON_

CAR