India, la tormenta perfecta

Los hospitales están desbordados, no hay suficiente oxígeno ni medicamentos; la gente simplemente colapsa en las calles

India, la tormenta perfecta
Alejandra Martínez / Rompeolas / Opinión El Heraldo de México

La terrible y crítica situación que atraviesa India es la culminación de un escenario en que todo lo que podía salir mal se juntó: una tormenta perfecta. 

El país cantó victoria muy pronto, tras alcanzar un pico de casos en septiembre; en febrero, presentó contagios mínimos, se creía que lo peor ya había pasado, las autoridades se confiaron y la población, también.

Ahora, la nación asiática supera récords nunca antes vistos, hasta 379 mil 2571 nuevos casos y 3 mil 293 fallecimientos en 24 horas. No obstante, expertos creen que las cifras podrían ser 30 veces mayores, debido a la deficiente infraestructura del sistema de salud indio.

Pero lo que más preocupa a los científicos es que en la nación asiática circula una “doble mutación”, bautizada como B.1.617, se cree que el linaje de ésta es más contagioso, aunque falta hacer pruebas, y se teme que las vacunas sean menos efectivas ante ella.

Drásticas imágenes han dado la vuelta al mundo: cientos de cuerpos son incinerados en piras improvisadas en veredas, parques y estacionamientos, ante el colapso de los servicios funerarios. Los hospitales están desbordados, habilitan trenes como clínicas, no hay suficiente oxígeno ni medicamentos; la gente simplemente colapsa en las calles.

El mundo ha respondido favorablemente, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Irlanda, Australia y Estados Unidos han enviado suministros como mascarillas, pruebas rápidas, fármacos y oxígeno a India.

Pero la B.1.617 ya ha sido detectada en 17 países; Washington exhortó a sus ciudadanos a que abandonen el territorio indio. Mientras, los fabricantes de vacunas están trabajando a marchas forzadas para crear nuevas versiones de sus inmunizaciones, adaptadas a las variantes. Pfizer confirmó que será necesaria la aplicación de una tercera dosis para mantener un buen nivel de inmunidad. Moderna informó que aumentará su producción en caso de que sea necesaria la aplicación de una inyección extra.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un contundente mensaje ante la flexibilización de las restricciones en Europa, donde los casos suman dos semanas en descenso, “la situación en India puede producirse en cualquier lugar". 

De hecho, Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió que en la región la pandemia “no sólo no se ha terminado, se está acelerando”. Brasil cruzó la barrera de los 400 mil decesos; pese a sus terribles cifras, la evidencia científica, y como si estuvieran en condiciones de darse el lujo de decir no a una vacuna, el gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro. se niega a aplicar las dosis de Sputnik V. 

En tanto, México suspendió el pedido de AstraZeneca producido en India. 

El mensaje que nos da India es que no nos debe ganar el exceso de confianza, la gran mayoría de la población mexicana no está vacunada y la reapertura total parece inminente. 

Lo peor es que la autoridad federal —la de las previsiones fallidas— muestra tal relajamiento que se presenta a una conferencia de prensa, a compartir un atril, con cuadro gripal evidente y sin cubrebocas.

Necesitamos prudencia y cautela, aunque sea en campañas.

POR ALEJANDRA MARTÍNEZ
ALEJANDRA.MARTINEZ@ELHERALDODEMEXICO.COM
@ALEJANDRAMTZ_87

PAL


Compartir