ALHAJERO

La renuncia de Fabián

Las luchas de poder en el equipo del canciller Marcelo Ebrard Casaubón se han desbordado en los últimos meses

OPINIÓN

·
Martha Anaya/ Alhajero/ Opinión El Heraldo de México

Cuando Marcelo Ebrard le habló a Fabián Medina para pedirle apoyo en la etapa de transición, el exvocero de la Procuraduría General de la República pasaba buena parte de su tiempo jugando golf.

Según contaba el propio Fabián —así nos lo hizo saber en aquellos días—, aceptó a regañadientes, por hacerle un favor a su amigo, pues el futuro canciller no le pagaría nada por sus servicios, y él, la verdad, la pasaba muy bien en los campos de golf y no requería el trabajo.

Su estilo altanero y mucho más cercano al ambiente policiaco callejero no tardó en sacar chispas. Sus primeros encuentros con los diplomáticos y miembros del servicio exterior causaron escándalo. Pero Marcelo lo mantuvo como jefe del equipo, y al llegar a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Fabián fue designado jefe de la oficina del canciller.

Huelga subrayar el gran poder que desde ahí tuvo. Por su escritorio cruzaban los temas más delicados de la secretaría y se manejaba especialmente lo relacionado con la seguridad, particularmente lo tocante en la relación con Estados Unidos.

Desde su oficina salían también los golpes bajos. Algunos de ellos, por cierto, dedicados a la ex embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, quien apenas hace un par de semanas dejó su cargo en Washington.    

El mal ambiente y el golpeteo que ejercía Medina en —y desde— la SRE, creó fricciones inmediatas con Roberto Velasco (inicialmente vocero de la cancillería y actualmente director general para América del Norte en funciones de subsecretario), con quien dejó de hablarse desde los primeros meses del sexenio.

Y lo mismo ocurrió con Julio César Sánchez Anaya, director para Asuntos Especiales de la cancillería.

Ahora bien, ¿a qué se debe la renuncia de Fabián Medina? Valga anotar de entrada que es intempestiva. La dio a conocer el propio Medina ayer al medio día desde sus redes: “A partir de hoy, decidí emprender nuevos proyectos fuera de la

@SRE_mx". Texto que culminaba con el símbolo un corazón roto. La carta de renuncia a Ebrard es de escasas cinco líneas. Y la razón que da de su retiro, dice escuetamente: “Ante la situación actual en la cancillería…”.

¿Qué significa eso? A saber. Lo que sí se sabe es que las luchas de poder en el equipo de Marcelo se han acentuado —desbordado, incluso— en los últimos meses.

En los pasillos de la cancillería se menciona también el escándalo de la ministra Yasmín Esquivel en el consulado de San Antonio, Texas; tema al que —apuntan— Fabián Medina le habría echado leña. Otra hipótesis cruza por el tema de la seguridad vis a vis de Estados Unidos. Estrategia que, como ya reconocieron ambas partes, ha fracasado. Hora de cambiarla, y con ella, algunos de sus interlocutores o personajes indeseables para alguna de las partes.

•••

GEMAS: El dólar se vendió ayer en bancos hasta en 21.60 pesos.

Por MARTHA ANAYA
MARTHAMERCEDESA@GMAIL.COM
@MARTHAANAYA

avh