Los países más innovadores del mundo

Este ranking trata de medir qué tanto los países impulsan de manera sistemática el trabajo creativo para poder generar innovación tecnológica y nuevos procesos

Los países más innovadores del mundo
Armando Kassian / Mundo Digital / Opinión El Heraldo de México

Desde 2013 que Bloomberg publicó su primer índice de innovación, Estados Unidos había ocupado siempre los primeros lugares, hasta este año en el que no sólo salió del grupo de los líderes, sino que además dejó el Top 10, ubicándose en el lugar 11.

Bloomberg coloca a Corea del Sur como líder, lo que significa que Alemania perdió su puesto y se ubicó en cuarto lugar. El país asiático lleva apareciendo, aunque no consecutivamente, varios años en el primer puesto. Singapur y Suiza ocupan la segunda y tercera posición.

En América Latina, la lista fue encabezada por Brasil, que está en el sitio 46; seguido de Argentina, que se encuentra en el lugar 51; Chile, que está en el 54; y Uruguay, que está en el puesto 56. México no aparece en la lista dentro de estos 60 países.

Si nos vamos al detalle de los criterios que Bloomberg considera para armar esta lista sobre los países más innovadores del mundo, podemos ver que toma en cuenta la cantidad de registros de nuevas patentes, su desempeño e inversión en investigación, desarrollo y manufactura, que es justo a lo que Corea Del Sur le lleva apostando durante ya más de 10 años.

Este ranking trata de medir qué tanto los países impulsan de manera sistemática el trabajo creativo para poder generar innovación tecnológica y nuevos procesos.

Por este motivo, por ejemplo, Alemania pierde en esta ocasión el liderato de la lista, ya que ha disminuido la cantidad de  trabajadores calificados y sin una estrategia para el desarrollo de tecnología de próxima generación.

EU fue el líder indiscutible en ciencia e ingeniería durante muchos años. Su base fuerte, sobre todo antes de 2011, estaba en la manufactura, producción y su constante innovación.

Poco a poco, China le fue quitando lugar, hasta llegar al nivel en donde la Unión Americana tuvo que voltear a ver a la tecnología como otra nueva base sólida, lo que antes era la estructura de su economía.

Si tomamos en cuenta lo que mide esta clasificación, el riesgo que representa para EU perder su fuerza en innovaciones tecnológicas y en desarrollo en diferentes rubros, no sólo podría tener repercusiones mediáticas y políticas, si no que estaría perdiendo lo que hoy representa uno de sus generadores más importantes económicamente hablando.

Veremos que tanto el nuevo Presidente de EU cumple con las inversiones que prometió en campaña rumbo a la presidencia, alrededor de la tecnología y la manufactura.

POR ARMANDO KASSIAN
@ARKASMI
BGM


Compartir