COLUMNA INVITADA

2021: Sin rumbo despedimos el año

El 2021 fue el segundo año de la pandemia que ha complicado el escenario internacional: desde la preocupación de la economía, los sistemas sanitarios, la educación y hasta el cambio climático

OPINIÓN

·
Mariana Gómez del Campo / Colaboradora / Opinión El Heraldo de México

El 2021 fue el segundo año de la pandemia que ha complicado el escenario internacional: desde la preocupación de la economía, los sistemas sanitarios, la educación, el cambio climático y lograr que la mayoría de la población mundial sea inoculada han sido retos que han puesto a los líderes mundiales a repensar tanto su política interior como la exterior.

En nuestro país, lamentablemente la situación es preocupante: cerraremos el año con una inflación de 7.3 por ciento, una de las más altas desde enero de 2001, con más de 300 mil muertes a causa del terrible manejo de la pandemia, con una corrupción desbordada, un avión presidencial que no se logra vender, el incremento de recursos para obras faraónicas y los berrinches presidenciales, la aplicación de la ley a modo, más de 100 mil homicidios dolosos, 11 mujeres asesinadas al día, la militarización del país y un largo etcétera.

En política exterior, este año ha sido uno de los peores, pues López Obrador nos puso en la lista de los países que apoyan dictaduras: en el marco de nuestros festejos patrios el invitado de honor fue Miguel Díaz-Canel, representante de la continuidad de la dictadura cubana que por más de 60 años ha mantenido a su pueblo sin democracia y libertad. No conforme con esto, en el marco de la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), recibieron con alfombra roja a Nicolás Maduro, dictador venezolano, buscado por Estados Unidos por narcoterrorismo, con una diáspora de más de cinco millones de venezolanos, que mantiene a su gente en las peores condiciones y a su país en la pobreza absoluta.

Este gobierno va a pasos agigantados siguiendo el guion de este populismo de izquierda que no hace más que incrementar la pobreza a cambio de programas sociales que, lejos de beneficiar, generarán condiciones que nos terminarán llevando a una polarización de la sociedad, a la destrucción de las instituciones, a la imposición de ideologías y finalmente a la simulación de la democracia. México ha ido perdiendo su lugar en el mundo, pues a pesar de tener oportunidades como las presidencias de la CELAC y del Consejo de Seguridad de la ONU, el discurso de imposición del mal llamado programa “Sembrando Vidas” ha terminado de evidenciar el erróneo manejo de la política exterior mexicana.

No fue diferente en la reunión de líderes del G20, en la que el presidente brilló por su ausencia; o la COP26, en la que confirmaron que el cambio climático es lo menos importante al seguir apostando por el uso de combustibles fósiles. En resumen, si la mejor política exterior es la interior, es hora de que empecemos a ser más reactivos, porque este gobierno está reprobado en las dos, pero aún le quedan tres largos años en los que ya no sólo podremos estar vigilantes. Les deseo que el próximo año sea mucho mejor para todas y todos.

MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO

SECRETARIA DE ASUNTOS INTERNACIONALES DEL CEN DEL PAN

@MARIANAGC

MAAZ

Sigue leyendo

Tres años perdidos

La COP26: México en la irrelevancia

México no figuró en el G20