COLUMNA INVITADA

Desabasto de medicamentos

El Presidente mide con distintas varas a los funcionarios que conforman su gabinete

OPINIÓN

·
Eduardo Macías Garrido / Colaborador / Opinión El Heraldo de México

Andrés Manuel López Obrador exigió al secretario de Salud, Jorge Alcocer, y a sus colaboradores resolver, sin excusas, el
desabasto de medicamentos en el país. Incluso, comentó que no puede dormir tranquilo al no haber fármacos para atender a los enfermos. En fin, que ya no quiere escuchar excusas de ningún tipo.

Los padres de los niños que padecen de la falta de medicamentos deben estar igual o peor que el Presidente de molestos, ya hartos de excusas y de la falta de eficiencia para que las medicinas lleguen a todo el país.

El titular del Ejecutivo comentó después que no fue un regaño al titular de Salud, sino que exigió resolver el abasto de medicamentos. De hecho, aseguró que le tiene toda la confianza a Alcocer, pero que se deben acabar las excusas. Hasta se dio tiempo para recordar el perfil del secretario: premio nacional de Ciencias, reconocido mundialmente en su especialidad.

Caso similar pasó con el extitular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, del que reconoció que es un hombre
íntegro y profesional, pero que no permite extravagancias en su gobierno que afecten la transformación. El mandatario insistió que todos los colaboradores de su gobierno tienen que aprender a vivir en la justa medianía, debido a que la sociedad mexicana está cansada de los lujos de la clase política.

“El pueblo se cansa de tanta pinche transa”, dijo AMLO. Un poco peculiar el proceder de nuestro Presidente, ya que por una parte regaña y, hasta “acepta renuncias”, pero por otra no se cansa de lanzar elogios a sus colaboradores. La administración pública no sólo es de un proceder éticamente correcto, austero, de aprender a vivir en la justa medianía, sino de ser eficientes también. Se calificó de escandaloso lo ocurrido en Antigua, Guatemala, alrededor de la boda de Santiago Nieto y Carla Humphrey, consejera del Instituto Nacional Electoral (INE), ¿pero no es más grave lo que ocurre con el desabasto de medicamentos para atender a la gente?

Existe gente que no tiene recursos para poder pagar los tratamientos de enfermedades muy costosas, como es el cáncer, y que el Estado no pueda asegurarles los medicamentos para atenderse es muy escandaloso y ameritaría también una que otra “renuncia” en la mesa presidencial.

Además de que el servidor público tiene que ser eficiente y eficaz, también tiene que ser congruente y tratar todos los asuntos bajo un mismo criterio.

Este gobierno a veces se parece más a un partido de futbol, en donde el árbitro no aplica un criterio similar para todas las jugadas, en algunos casos considera que era de amarilla, en otras de plano de roja, y en muchas más, simplemente se hace de la vista gorda y finge no ver la falta.

Esto también confunde a la gente y la harta, ya que no hay un trato parejo en todos los casos, y a veces parecería que hay jugadores consentidos para el árbitro y que a éstos se les tolera de todo, incluso patadas bajo la mesa.

POR EDUARDO MACÍAS GARRIDO
COLABORADOR
EDUARDOMACG@ICLOUD.COM
@EDUARDO84888581

MAAZ