PANORAMA INTERNACIONAL ANÁHUAC

El futuro de Turquía con la Unión Europea

El 19 de octubre, el cuerpo ejecutivo de la UE estableció que Turquía no ha cumplido con las recomendaciones hechas respecto a la democracia

OPINIÓN

·
Dircea Arroyo Buganza / Foro Internacional Anáhuac / Opinión El Heraldo de México

El Estado turco aplicó en 1987 para poder ser miembro de la Comunidad Económica Europea, pero en 1999 se le negó la oportunidad de unirse a la Unión Europea (UE). 

En 2005, Turquía hizo algunas reformas importantes para poder formar parte del bloque, desde ese momento se encuentran en negociaciones.

Ese país representa un aliado estratégico para la UE, en varios temas como seguridad y migración. Si es tan importante, ¿por qué no se le ha aceptado como miembro de este organismo? La problemática de este actor para ser admitido radica en varios rubros, por ejemplo: el democrático, la situación en Chipre, respeto a los derechos fundamentales.  

El 19 de octubre del presente año, el cuerpo ejecutivo de la UE presentó un reporte en el cual estableció que el gobierno turco no ha cumplido con las recomendaciones hechas con respecto a la democracia. El reporte establece que este rubro se ha erosionado. 

Debido a lo anterior, las negociaciones para la adhesión de Turquía al bloque se han pospuesto de manera indefinida.

El primer ministro turco, Mevlüt Çavusoglu, reaccionó al reporte estableciendo que no había una base clara y que tenía una crítica injusta.  Del mismo modo, dijo que Ankara mantenía como socio estratégico a la UE y que la adhesión a este organismo era muy importante para su gobierno.

A pesar de las declaraciones del premier, desde 2016 se puede notar un distanciamiento entre ambos actores. En este año, el gobierno impuso restricciones para evitar la crítica interna. Lo anterior derivado por las amenazas que puede sufrir por el compartir fronteras con Siria e Irak. 

Aunado a lo anterior, también hay que recordar que existen otras razones de por qué no es aceptado este Estado como miembro en la UE. Esto se debe a la invasión que mantiene al norte de la isla de Chipre desde 1974. 

¿Cuál es la demora? Tendrá que esperar por los votos de los 27 Estados miembros en decidir sí se mantiene la candidatura como hasta ahora, o en su defecto que se anule de manera formal. ¿Qué podemos esperar de los miembros de este organismo? En realidad, en el corto plazo no se revocará la candidatura sino se mantendrá en pausa. Lo anterior se debe a las relaciones cercanas que mantiene Turquía con Alemania. La canciller alemana Angela Merkel, el 16 de octubre de este año, manifestó que a pesar de todo le gustaría mantener la cooperación y la buena relación entre ambos países. 

Tanto Turquía como los miembros de la Unión Europea tendrán que esperar al nuevo líder alemán. Este cambio en la cancillería podría tener como consecuencia unificada y dura hacia Ankara. 

POR DIRCEA ARROYO BUGANZA

PROFESORA Y TITULAR DE LA CÁTEDRA A.G. LEVENTIS EN ESTUDIOS DE CHIPRE EN LA FACULTAD DE ESTUDIOS GLOBALES, UNIVERSIDAD ANÁHUAC 

PAL