México y EU: Relación complicada (I)

Tratar con México será más desafiante que hace cuatro años, pero con una diplomacia hábil la relación puede ser productiva: Pamela Starr

México y EU: Relación complicada (I)
José Carreño Figueras / Desde Afuera / Opinión El Heraldo de México

WASHINGTON. El gobierno de México, "será un espinoso socio de la nueva administración (del presidente Joe) Biden, pero no un antagonista antiamericano", opina la especialista Pamela Starr, de la Universidad del Sur de California.

Starr no es la única que espera una relación complicada por el cambio de énfasis en la política estadounidense, del desinterés de Donald Trump a la atención del presidente Biden en la democracia, los derechos humanos, el cambio climático, y su preocupación por el trato a los inversores estadounidenses.

"AMLO espera una mayor presión para modificar elementos de su querido proyecto de política nacional, conocido como la 'Cuarta Transformación'", expresó Starr. Y para evitarlo, precisó, "vuelve a sus raíces como nacionalista mexicano, como táctica para limitar la posible intromisión de la administración Biden en los asuntos mexicanos". 

Pero López Obrador también sabe de la profunda integración entre las economías de los dos países y que una buena relación de trabajo es esencial para su política interna.

"Tratar con México será más desafiante que hace cuatro años, pero con una diplomacia hábil la relación puede ser productiva", dijo Starr.

Para Vanda Felbab Brown, de la Institución Brookings, "hubo un trato de que mientras se cumpliera con políticas muy brutales contra la inmigración por parte de México, EU, al menos no públicamente sino incluso en privado, no estaría prestando atención a los problemas de reversiones de energía limpia, de reformas energéticas, los contratos de Estados Unidos, la destrucción ambiental relacionada con el Tren Maya y también en la seguridad".

Pero ahora, esos temas "generarán desafíos muy importantes para la relación bilateral". López Obrador enfrenta además un deterioro de su imagen externa.

En Estados Unidos, apostilló Tony Payan, director del programa Estados Unidos y México de la Universidad de Rice, "hay muchos que no creen que el gobierno mexicano tenga la capacidad para enfrentar los problemas del país.

"La mala gestión de la pandemia y su respuesta económica no ayudan, por supuesto. Entonces, sobre los problemas que estaba destinado a resolver, está perdiendo credibilidad muy rápidamente", señaló. "AMLO estuvo muy cómodo en su relación con Trump y Biden marcará un cambio. Temas de violencia, derechos humanos y corrupción serán parte de nuevo de la agenda bilateral".

"Al principio de su régimen, la mayoría le daba el beneficio de la duda, pero con el tiempo se han decepcionado", señaló Michael Shifter, del grupo Diálogo Interamericano.

"Pocos estadounidenses tienen alguna imagen de AMLO", consideró Peter Hakim, presidente emérito del Diálogo Interamericano y, para quien "otra vez, México comienza a verse como si fallara a sus ciudadanos, mientras la violencia y el crimen dominan los titulares, la corrupción sigue siendo pervasiva y la economía y pobreza permanecen estáticas o empeoran". 

 

POR JOSÉ CARREÑO FIGUERAS
JOSE.CARRENO@ELHERALDODEMEXICO.COM
@CARRENOJOSE1


Compartir