UE: Integración y recuperación

Luego de estar 47 años dentro del club comunitario, a finales de diciembre de 2020, Gran Bretaña consiguió un acuerdo comercial y de seguridad in extremis para no tener que regirse por las reglas de la Organización Mundial de Comercio

UE: Integración y recuperación
Alicia Gutiérrez González / Panorama Internacional Anáhuac / Opinión El Heraldo de México

Después de la Segunda Guerra Mundial, la integración en la Unión Europea (UE) ha sido uno de los logros más importantes de este siglo para mantener la paz y la seguridad en Europa

Esto se ha logrado gracias a la unión de 27 países que cedieron parte de su soberanía nacional en aras de crear instituciones supranacionales para regirse por ellas. Sin embargo, 2020 fue un año de cambios en la Unión Europea, ya que por primera vez en la historia un país miembro de ésta decidió retirarse, este fue el caso de Reino Unido desde el 1 de enero de 2021. 

Luego de estar 47 años dentro del club comunitario, a finales de diciembre de 2020, Gran Bretaña consiguió un acuerdo comercial y de seguridad in extremis para no tener que regirse por las reglas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). 

Al respecto, la presidenta de la Comisión de la Unión Europea, Ursula von der Leyen, declaró que el acuerdo fue largo y tortuoso, pero justo y equilibrado para ambas partes. No hay que olvidar que la integración trae aparejada derechos y obligaciones, por lo que el bloque ha insistido en que los principios y los valores en los que se funda, no deben de ser traicionados. 

Aunque la integración de la Unión Europea no es perfecta, ha sido el único bloque que se ha mantenido unido ante las adversidades globales y ha salido avante. Al respecto, se puede mencionar el veto que Hungría y Polonia levantaron al plan de recuperación por la pandemia de COVID-19. 

Tras días y meses de discusión se llegó a un acuerdo con esos países, ya que los fondos del plan de recuperación estaban vinculados al respeto del Estado de Derecho. La integración europea ha demostrado que juntos son más fuertes y en estos momentos de incertidumbre el reparto de fondos y el presupuesto plurianual para el periodo 2021-2027 eran de vital importancia para el futuro de la UE. 

Gracias al Tratado de Lisboa, la UE tiene personalidad jurídica propia y lucha con una sola voz en contra de las amenazas híbridas, del cambio climático y ahora en contra de la pandemia por coronavirus. 

En cuanto a la recuperación económica, Ursula von der Leyen ha expresado que se avanza en la recuperación con 1.8 billones de euros para construir una Unión Europea más verde, digital y resiliente. 

En este orden de ideas, aunque algunos creen que la salida de Reino Unido propiciará la salida de otros países miembros como Polonia, Hungría y Grecia, por mencionar algunos, la realidad es que la integración está más viva que nunca y en momentos de crisis ningún país quiere estar solo, por lo que se apegan a los principios de primacía y de autonomía del derecho originario de la UE. 

POR ALICIA GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
*PROFESORA INVESTIGADORA DE LA FACULTAD DE ESTUDIOS GLOBALES DE LA UNIVERSIDAD ANÁHUAC


Compartir