CLARA BRUGADA

Iztapalapa ya no es el traspatio de la CDMX: Clara Brugada

La alcaldesa rindió su tercer informe de gobierno, en el que destacó que su administración demostró que “sin corrupción el presupuesto alcanza para mucho”

NACIONAL

·
Iztapalapa ya no es el traspatio de la CDMX: Clara Brugada (Foto: Especial)Créditos: Especial

La alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada rindió su tercer informe de gobierno, en el que destacó que su administración demostró que “sin corrupción el presupuesto alcanza para mucho, pero mucho más''.

Incluso, dijo que “ni aquellos que son críticos del cambio, niegan la acción de este gobierno”, pues apuntó “este gobierno ha dejado la visión de Iztapalapa como traspatio de la ciudad”.

“Hoy Iztapalapa es un referente en el rescate del espacio público”, expuso. Recordó que en octubre de 2018, Iztapalapa pasaba por uno de sus peores momentos de su historia; “habíamos retrocedido 20 años”.

Expuso que lo principal era “acabar con la oscuridad y el deterioro acumulado en las calles”.

“Teníamos más de 50 mil luminarias apagadas, 70 mil baches en las vialidades secundarias y el fracturamiento acumulado del suelo en las zonas de grietas. Había colonias que estaban en franco estado de desastre y descomposición. El gobierno no existía o no significaba ninguna diferencia para la gente”, resaltó.

Destacó que “transformar no es administrar carencias, es ir a la raíz de los problemas y aplicar soluciones”.

“Implica cambiar el orden de las prioridades de inversión, poner el dinero del lado de la gente, no de las altas burocracias o al servicio de intereses particulares”, explicó.

Presumió la creación de 10 utopías que funcionan como centros recreativos para niños, niñas, y adolescentes, y con lo cual combaten la violencia.

“Hemos asumido la atención a los ciudadanos como un tema fundamental para la buena gobernanza. Regresamos a las audiencias públicas, donde personalmente atendemos a la gente, escuchamos sus problemas y le damos soluciones”, refirió.

Ante la llegada de nuevos alcaldes, dijo “la ciudad no admite divisiones clasistas ni discriminatorias”.

“Somos mayoría los que queremos y construimos día con día una ciudad de derechos, libertades e igualdad.

No vamos a permitir que los discursos de odio se impongan en la ciudad”, insistió. Añadió que “en estos tres años hemos fijado bases sólidas para una transformación duradera”.

Apuntó que “los próximos tres años serán los mejores de Iztapalapa; lo que hemos invertido y construido, estará rindiendo frutos”.

“Para la alcaldía serán en los próximos tres años nos adentraremos en los más profundo de la comunidad para restaurar la convivencia y mejorar la vida. Iremos a transformar lo pequeño, lo más cotidiano”.

Agradeció al presidente, Andrés Manuel López Obrador y a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum el apoyo vertido a su administración.

Por su parte, el secretario de gobierno, Martí Batres reconoció la lealtad institucional de Brugada y de la cooperación que ha tenido con las autoridades centrales.

Asimismo, dijo que le ha cambiado el rostro a Iztapalapa y ha transformado la infraestructura y en consecuencia la vida de los iztapalapenses.