NOTICIAS CULIACÁN

Lamenta Loza Ochoa que en Sinaloa siga imperando el autogobierno en penales 

Indicó que el ingreso de armas a los centros penitenciarios es una muestra de ello

NACIONAL

·

Óscar Loza Ochoa, quien forma parte de Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en Sinaloa, indicó que el hecho de que los internos del Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito (Cecjude), tengan armas de fuego en su poder, es una muestra de que al interior de las cárceles del país, y en especial en las del estado, sigue existiendo el autogobierno.

El defensor de los derechos humanos manifestó que es bien sabido que aún cuando los penales están a cargo de las autoridades estatales, estas no tienen el total control en el interior de los mismos.

Los altos niveles de corrupción que existen tras las bardas de los centros penitenciarios permiten privilegios a los internos, a pesar que las autoridades lo nieguen y cataloguen como “hechos aislados”, los homicidios y fugas que se han vuelto algo recurrente a lo largo de los años en las cárceles del estado.  

Muestra de ello es que sigue habiendo internos que portan armas de fuego, y cuya consecuencia se vio el sábado en la noche, donde luego de que se generó una riña, tres reclusos perdieron la vida y uno más resultó herido.

Loza Ochoa expresó que hasta el momento ningún familiar de las víctimas ha tenido acercamiento con la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos en Sinaloa, pero que en caso de que ocurra, están en toda la disposición de apoyarlos.

Además el luchador social indicó que los deudos están en su derecho de demandar al estado, ya que al tener bajo su custodia los internos del Cecjude, es su obligación garantizar su seguridad, lo que no ocurrió el sábado por la noche.

Óscar Loza lamento que tanto el gobierno federal, como el estatal, no han logrado una estrategia que ayude a prevenir y evitar este tipo de hechos y que la solución que dan en la mayoría de los casos, es remover a los directivos de los penales, sin que esto resuelva la problemática interna de las cárceles.

Por: Rodrigo Bonilla

mgm